Más turbulencias en Brasil y Uruguay

En México se despegan del Cono Sur
En México se despegan del Cono Sur
Jorge Elías
(0)
26 de junio de 2002  

SAN PABLO, MEXICO DF Y MONTEVIDEO.- La tregua que los mercados brasileños le dieron al gobierno de Fernando Henrique Cardoso y a su ministro de Economía, Pedro Malan, duró apenas un día. Tras un lunes marcado por una mejora en todos los indicadores, ayer el nerviosismo volvió a afectar el tipo de cambio, los títulos de la deuda, el riesgo país y la Bolsa de Valores de San Pablo.

Así, el dólar comercial cerró con un alza de 1,54%, en 2,83 reales por unidad, cerca de su mayor valor histórico, que fue el de 2,84 reales registrado el viernes pasado. El riesgo país medido por el JP Morgan subió 7 % y cerró en 1631 puntos, mientras que el C-Bond, principal título de la deuda brasileña, perdía 4,3%. La Bolsa de Valores de San Pablo, en tanto, cayó 0,9 por ciento.

En tanto, en Uruguay la aprobación por parte del directorio del Fondo Monetario Internacional de una ayuda adicional por 1500 millones de dólar -destinada a paliar el efecto contagio de la crisis argentina- no fue suficiente para calmar el nerviosismo: el riesgo país trepó a 1302 puntos, el segundo más alto en la historia. El ministro de Economía, Alberto Bensión, anunció que el país proyecta para este año una caída del producto bruto interno del 7% y confirmó que, en lo que va del año, el sistema financiero perdió 28,8% de los depósitos.

En México, en tanto, ayer fue una jornada de calma en la que el peso apenas se depreció un centavo frente al dólar. La crisis argentina así como la brasileña preocupa en el país vecino de Estados Unidos, pero por ahora no contagia en forma directa, aunque el secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, haya hablado de la "argentinización" de la economía en caso de que el Congreso, dominado por la oposición, no encare la reforma fiscal propuesta por el presidente Vicente Fox.

Sin contagio

"México no ha recibido ningún contagio -dijo ayer a LA NACION el economista Raúl Feliz, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE)-. Existe falta de confianza en la economía de los Estados Unidos, a la cual hemos apostado todo. La debilidad del peso comenzó por la debilidad del dólar, no por el impacto de las crisis sudamericanas."

Pero no todos coinciden con este punto de vista: "Creo que es una ligereza desdeñar la posibilidad de que México llegue a la situación argentina; equivale a olvidar que la crisis de aquel país no es exclusivamente económica; es también, profundamente, una crisis política", opinó Ariel González Jiménez, economista, columnista del diario Milenio y ex diplomático de la embajada mexicana en Buenos Aires.

La declaración de Gil Díaz, a la cual salió al cruce Fox, ha demostrado que en el gobierno hay dos voces, según Feliz: "Pero eso no significa que estemos en una situación parecida a la de la Argentina -agrega-. México tiene una estructura económica mucha más flexible. Siempre existen riesgos, pero no los veo inminentes. El problema de fondo no es el gasto público, sino la falta de crecimiento".

Sin respuesta

  • El presidente brasileño, Fernando Henrique Cardoso, no logró ser atendido por su par norteamericano, George W. Bush, cuando lo llamó por teléfono el viernes último para quejarse por declaraciones del secretario del Tesoro de Estados Unidos, Paul O´Neill. El funcionario dijo que se oponía a que el FMI pudiera dar una ayuda adicional a Brasil porque sería "tirar plata de los contribuyentes norteamericanos en la incertidumbre electoral" de ese país. Desde Washington dijeron que Bush "estaba ocupado".
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.