Miradas. Mejor que un rebaño, pensadores