Economía y elecciones. Melconian y Lavagna: diferencias de forma