Menos piratería, más trabajo