¿Merece algún crédito el Gobierno?

Por Martín Kanenguiser Especial para lanacion.com
(0)
15 de diciembre de 2009  • 16:47

Admitiendo la desprolijidad y la falta de una estrategia clara en los anuncios del Gobierno, ¿es posible de todos modos abrirle un crédito con el anuncio de ayer de usar las reservas para pagar vencimientos de deuda en 2010?

A priori los mercados festejan que el gobierno les asegure el pago de los bonos en los próximos meses luego de casi dos años de nervios ante cada vencimiento. Resta saber si eso se traducirá, como afirma el ministro Boudou, en una baja de tasas que apuntale el crecimiento económico.

La duda, como siempre con esta gestión política, es en qué marco se toma esta medida, cuál es la estrategia, aunque está claro que el Gobierno, al tanto de sus limitaciones fiscales, parece estar comprometido con el camino de regreso a los mercados.

¿Es esto criticable?. Si y no: sí porque al mismo tiempo no cuidó el superávit fiscal; no, porque la regularización de la deuda en default es parte de lo que la comunidad financiera local e internacional le ha reclamado todos estos años.

La crítica más feroz que ha recibido el Ejecutivo es que está financiado déficit. Totalmente cierto, lo hizo con las AFJP y ahora, más moderadamente, lo hace con las reservas. Pero cierto es que también la Argentina de la segunda mitad de los 90, tan elogiada por los inversores, hizo lo mismo: financió déficit con emisiones, en un clima más "amigable", pero sin cuidar en lo más mínimo la salud de las cuentas públicas.

Por lo tanto, el Gobierno tiene otra oportunidad de oro: demostrar que detrás de esta polémica decisión está dispuesto a ordenarse –poco probable si no hace nada en torno de los subsidios en las tarifas y del Indec- o si simplemente ha pateado, una vez más, los problemas para que el próximo gobierno se las arregle.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.