Misión a Washington

Vuelos repletos y controles agotadores
(0)
8 de diciembre de 2001  

  • Aviones completos. Si alguien creyó que, tras los atentados del 11 de septiembre último en Nueva York y Washington, era más fácil para Domingo Cavallo conseguir pasajes para él y su comitiva en su intempestivo viaje a los Estados Unidos del jueves último, se equivocó. Los aviones que partieron anteanoche hacia Miami y Nueva York iban casi completos.
  • * * *

  • De apuro. La decisión de último momento de partir a Washington vía Nueva York le causó a Cavallo y sus acompañantes no pocos problemas. En el café del área de embarque de Ezeiza un pasajero comentaba a otro mientras esperaban el vuelo a Miami: "Está todo muy mal, esta misma noche Cavallo está viajando a Washington a tratar de destrabar el crédito del Fondo". Y el otro contestaba asombrado: "¿Viaja? ¡Claro! Con razón lo vi pasar hace un rato corriendo por uno de los pasillos. Iba con varios más".
  • * * *

  • Crisis, ¿qué crisis? Tal vez pueda pensarse que ante la crisis del sector, las aerolíneas han reducido tanto el número de vuelos que los pocos pasajeros que hay alcanzan para abarrotar los pocos aviones que se mueven. Pero desembarcar en el aeropuerto de Miami a las 4.30 hora local y ver las salas de Migraciones abarrotadas de argentinos, peruanos, brasileños, chilenos y norteamericanos echa por tierra esa suposición.
  • * * *

  • Controles. Quienes suelen poner a Estados Unidos como símbolo de organización pueden llevarse la desilusión de sus vidas en el inexplicablemente extenso trámite de Migraciones. Para los ansiosos y apurados la experiencia puede ser fatal. Si se tiene una conexión con un vuelo en un lapso de alrededor de una hora y media después del arribo, no hay de qué preocuparse: se perderá la conexión.
  • De nada vale creer que después de sortear Migraciones bastará con correrlo. Los controles de seguridad tras los atentados son más intensos y puede que haya que pasarlos más de una vez. O que más de una vez el pasajero resulte ser el elegido para una revisión completa de su pasaje, no por la vía de los rayos X, sino desarmando la valija o bolso. La revisión a fondo incluye un "chacheo", como a los detenidos, en busca de armas.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.