Un whisky de US$1,5 millones y otros objetos de deseo para los multimillonarios

Autos, obras de arte,jets privados y joyas;un informe recopila las inversiones más llamativas de las grandes fortunas mundiales en 2018
Esta botella de The Macallan 1926 batió un récord
Esta botella de The Macallan 1926 batió un récord Fuente: LA NACION
Autos, obras de arte,jets privados y joyas;un informe recopila las inversiones más llamativas de las grandes fortunas mundiales en 2018
José Luis Aranda
(0)
17 de abril de 2019  

Envejeció en Escocia dentro de una barrica de roble español durante seis décadas hasta que, en 1986, entró en una botella pintada a mano por el artista Michael Dillon. Y el año pasado viajó probablemente a Asia, previo pago de 1,3 millones de euros (casi US$1,5 millones) por parte de su nuevo propietario. Esa es, simplificadamente, la historia de una botella de whisky de The Macallan 1926 que batió el año pasado un récord en una subasta en la casa Christie's. Es también un símbolo de los objetos que llaman la atención de los multimillonarios de todo el mundo. Tanto, que la consultora inmobiliaria Knight Frank ya elabora un índice de los 100 whiskies más excepcionales en su informe anual sobre la riqueza, que se presentó hace unos días.

El estudio deja claro que no solo del ladrillo viven los multimillonarios. El año pasado aumentó un 4% el número de personas con un poder adquisitivo extremadamente alto, el segmento en el que se fija la consultora.

El listón se sitúa en una fortuna personal superior a los 30 millones de dólares, una condición que cumplen 198.342 personas en todo el mundo. Y aunque la inversión inmobiliaria centra la mayor parte de la actividad, el informe también recopila lo que los más pudientes gastan en otros apartados.

El índice del whisky, por ejemplo, se revalorizó el año pasado un 40% (de hecho, se batió el récord de la botella más cara dos veces seguida).

En una década, el aumento de precios es del 582%, espoleado por las fortunas de la India, China o Singapur, donde van a parar un 30% de las exportaciones de destilado de malta según la asociación de productores.

Sin techo

¿Qué otras inversiones están de moda entre los superricos? Las monedas fueron en 2018 el segundo segmento que más se revalorizó: un 12%. En ese apartado, destaca la adquisición de una moneda de 100 ducados de oro, acuñada en la actual Polonia en 1621, por la que se pagaron 1,95 millones de euros. El podio lo completa el vino, cuyo valor progresó 9%, y el estudio destaca la subasta de una botella del mítico dominio borgoñón de Romanée-Conti de 1945. Sotheby's la adjudicó en casi medio millón de euros.

Empatada con la enología aparece una de las inversiones más tradicionales. El arte también se revalorizó un 9% durante el último año.

Las marcas que se batieron en diferentes subastas fueron varias. Jenny Saville y David Hockney se convirtieron en los artistas más cotizados de su género estando todavía vivos. La primera vendió Propped por más de 11 millones de dólares. El Portrait of an Artist (pool with two figures) del segundo alcanzó en Christie's más de US$80 millones.

Para pocos

Ambas cifras quedan lejos, eso sí, de los 739 millones que se pagaron por los 1500 objetos procedentes de la familia Rockefeller, el precio más alto para una subasta de una única colección.

Ya fuera de las primeras posiciones aparecen otros objetos de colección tradicionales. Los relojes se revalorizaron un 5%, mientras que los coches lo hicieron el 2%. Estos últimos, eso sí, acumulan un aumento del 258% en los últimos diez años. Knight Frank destaca la subasta de un Ferrari 250 GTO de 1962 por casi 43 millones.

El cavallino rampante ejerce un dominio incontestable para los coleccionistas del motor, pero Mercedes, Aston Martin, Jaguar y Alfa Romeo también lograron colocar en las subastas piezas históricas por encima de los 15 millones de euros.

Por el contrario, el mobiliario histórico no pasa por su mejor momento. Solo se revalorizó un 1% y en la última década acumula una caída del 32% en sus precios. Las cosas podrían haber mejorado si se hubiera logrado colocar una cómoda fabricada por el ebanista inglés Chippendale en 1766 que la casa Christie's sacó por 829.000 euros. El objeto se quedó sin vender.

Por su parte, el valor no varió para los diamantes de colores y los sellos, mientras que las piezas de joyería se devaluaron un 5%, pese a que Sotheby's vendió un colgante de perlas que perteneció a la malograda reina francesa María Antonieta por casi 32 millones de euros.

Pero los más ricos no solo gastan en objetos. El estudio de Knight Frank contempla otras partidas como los viajes en avión privado o los cruceros en yate.

Nueva York es la ciudad desde la que los multimillonarios más vuelan en viajes privados. Desde el aeródromo de Teterboro (a menos de 20 kilómetros del centro de Manhattan) salieron en el último año 66.968 vuelos. Pese a que Europa tiene más superricos que América del Norte (780.627 frente a 51.912), el dominio norteamericano en los jets de negocios es contundente: tiene 13.685 aparatos registrados frente a los 2879 del Viejo Continente. En número de vuelos, Europa se acerca al medio millón y América del Norte multiplica esa cifra por cuatro.

Desde Madrid salieron el año pasado aviones privados a 53 países. Los destinos nacionales, con 2456 vuelos, lideraron las operaciones. Le siguen Francia (700 vuelos) y Reino Unido (528). El primer país fuera de Europa que aparece en la lista es Estados Unidos, que ocupa la octava posición con 184 vuelos. Hacia China, uno de los destinos más lejanos, salieron 30 jets privados.

El liderazgo se invierte en el caso de los yates. El Mediterráneo occidental y el Mediterráneo oriental son los dos primeros destinos de los barcos de recreo durante todo el año, aunque en invierno el Caribe se acerca mucho a este último destino. En verano, el Mediterráneo occidental no tiene rival y acumula casi la mitad de los viajes, un 47%. Dentro del área, España ocupa la tercera posición (12%) por detrás de Italia (19%) y Francia (16 por ciento).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.