Música y pintura para los ratos libres

Nacido en Mendoza hace 56 años, Mas se define como "un eterno estudiante de piano"
(0)
2 de diciembre de 2001  

  • Manuel Mas nació hace 56 años, en la ciudad de Mendoza. Su hermano, Antonio, es un año menor.
  • Su padre era un médico muy prestigioso. "Y muy defensor de las profesiones -recuerda el empresario-. El quería que todos sus hijos estudiáramos una carrera porque creía que el mundo debía estar en manos de los profesionales, cosa que yo apoyo."
  • A los 22 años se recibió de ingeniero químico en la Universidad Nacional de Cuyo. Después se fue a trabajar por dos años a Inglaterra para una empresa de desarrollo de proyectos industriales. "Fue a través de un programa de la Confederación de Industrias Británicas, que daba a profesionales jóvenes la oportunidad de adquirir experiencia en empresas inglesas -comenta-. Cuando volví a la Argentina, a los diez días ya estaba trabajando para el Frigorífico Anglo, donde estuve por tres años en la gerencia técnica."
  • El próximo y más importante paso en la carrera profesional de Mas fue en Cleanosol Argentina, una empresa de productos para obras viales. "Me retiré de la parte activa en 1997, cuando ya estábamos desarrollando el proyecto de la bodega", cuenta.
  • Mas asegura que, además de darle muchas satisfacciones, el trabajo en Finca La Anita también le divierte mucho. "Es un negocio redituable, aunque mucho menos de lo que la gente cree -asegura-. Si yo, en vez de poner plata en la empresa la pusiera a un interés del 5%, me resultaría mucho más rentable y menos riesgoso."
  • Es que el trabajo en una bodega tiene sus riesgos. "El nuestro es un negocio chiquito comparado con el de las grandes firmas. Pero si perdés una cosecha, o te viene mal, perdés un millón de dólares."
  • Mas destaca todo el tiempo que Finca La Anita es una compañía profesional. "Ni yo ni mi hermanos somos improvisados; Antonio es un gran ingeniero agrónomo y yo me pasé toda la vida armando empresas. Los pequeños emprendimientos también tienen que ser profesionales y estar en manos de gente capacitada."
  • Uno de los hobbies del empresario es la música. En el living de su departamento de Palermo Chico se destacan un piano de cola y pilas de partituras, algunas por el suelo. "Soy un eterno estudiante de piano, siempre he sentido una gran aficción por la música -dice-. Ha habido momentos en que, por falta de tiempo o falta de piano no he podido hacerlo, pero siempre que pude retomé los estudios."
  • Entre sus preferidos están los autores clásicos: Mozart, Beethoven y Chopin.
  • Mas está casado desde hace 23 años. Su mujer, Norma, es odontóloga y también se dedica a la escultura en metal y a la fotografía. "Ha hecho exposiciones", comenta, orgulloso.
  • El empresario comparte con su esposa el amor por el arte. Le gusta comprar cuadros, y una de sus últimas adquisiciones fue una obra de Clorindo Testa. "Me gusta la pintura figurativa".
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.