Muy molesto, De Vido polemizó con todos

Criticó al BCRA, la UIA y las petroleras
(0)
22 de abril de 2004  

La tensión que parece estar ganando a algunos funcionarios por la crisis energética derivó ayer en una imprevista polémica entre el presidente del Banco Central, Alfonso Prat-Gay, y el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

El funcionario, tras negar la existencia de una crisis, cargó contra las petroleras, por la falta de inversión, y contra el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Alberto Alvarez Gaiani, por haber advertido que algunas empresas frenarían sus programas de ampliación por la inseguridad sobre un adecuado suministro energético. Pero lució más molesto aún al ser consultado sobre un informe del BCRA que señala que la falta de energía provocará en el peor de los casos una caída del 1% de la actividad y la pérdida de US$ 500 millones por la importación de combustible.

"No sabía que el Banco Central se expedía sobre temas energéticos", dijo irónico De Vido al finalizar la asamblea anual de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

La molestia surgió por un apartado del "Informe de Inflación" que presentó ayer Prat-Gay y que afirma que la crisis haría que el país resigne menos de 1 punto de crecimiento en el segundo semestre, "de no surgir otros imprevistos".

El BCRA estimó además que el impacto "en principio estaría circunscripto a aquellos sectores que no pueden evitar la interrupción del suministro y que no cuentan con tecnología adecuada para sustituir el gas por otros combustibles a menos que surjan nuevas complicaciones climáticas o una administración ineficiente de los problemas".

Para Prat-Gay, la crisis en materia de precios podría costar "medio punto de inflación" si el Gobierno decidiera enfrentarla restringiendo la demanda por aumentos de precios, pero tendrá mayor impacto sobre la balanza comercial. "La sustitución de exportaciones de gas por importaciones tendría un impacto directo en el balance comercial de hasta US$ 500 millones que profundizará la tendencia a la baja del superávit de cuenta corriente observada en los últimos trimestres".

El análisis del BCRA responde a la necesidad de anticiparse a las tendencias de la economía para poder diseñar la política monetaria en consecuencia, algo que De Vido ignoró.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.