Negó Schiavi que vaya a subir el boleto

El secretario de Transporte cuestionó a los empresarios que dijeron en público cuánto costaría el pasaje sin los subsidios estatales
Oliver Galak
(0)
9 de noviembre de 2011  

El secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, negó ayer que el Gobierno esté analizando una suba de la tarifa del transporte urbano de pasajeros. En medio de duras descalificaciones a los medios que informaron sobre el tema, el funcionario cuestionó al presidente de la Cámara Empresaria del Autotransporte de Pasajeros (CEAP), Daniel Millaci, por expresar en público cuál sería el precio del boleto si el Estado retirara los subsidios.

"La verdad es que nos gustaría que los empresarios hablen de la calidad del servicio, no de la tarifa", dijo Schiavi en declaraciones radiales. Anteayer, Millaci había estimado que, sin los subsidios, el boleto de colectivo -que en el área metropolitana cuesta, en promedio $ 1,20- debería venderse a 4 pesos. Y agregó que lo "razonable" sería ubicar el precio del pasaje en torno a los $ 2 o $ 2,50, en línea con lo que pagan los usuarios de las principales ciudades del interior.

Las declaraciones fueron reproducidas por varios medios, entre ellos LA NACION y Clarín, a quienes Schiavi acusó de querer "generar terrorismo entre la gente". En otra entrevista dijo que la publicación de la noticia era "un acto de tipo terrorista desde el punto de vista mediático".

LA NACION, que ya había ofrecido a Schiavi hacer aclaraciones antes de la publicación de la nota, intentó ayer contactarlo nuevamente para preguntarle si de verdad creía que las 758 palabras que este medio publicó sobre el tema eran comparables a la voladura de la AMIA, la desaparición de 30.000 personas durante la última dictadura u otro acto terrorista, o si en cambio había sido un exabrupto. Su vocero negó que ése haya sido el sentido de sus palabras, pero igualmente Schiavi no quiso hablar con LA NACION.

El funcionario, que antes de suceder a Ricardo Jaime en Transporte había sido jefe de campaña de Mauricio Macri, eligió hacer su descargo en dos medios que aceptaron no hacerle preguntas durante la "entrevista": Radio Nacional y el programa matinal de Radio Continental.

Allí, Schiavi reiteró que nunca habían hablado de incluir al transporte urbano entre los sectores a los que se les reducirán los subsidios. En la nota que el funcionario calificó como "terrorista", LA NACION había puesto esa información en la primera línea. El máximo responsable del funcionamiento de los trenes, el subte y los colectivos en el área metropolitana dijo que el Estado hace un esfuerzo para mantener baja la tarifa porque así se subsidia el trabajo.

Subsidio al empleo

"El 70% de los usuarios usa esos servicios para ir a trabajar, con lo cual, de hecho, indirectamente estamos subsidiando el empleo en la Argentina", dijo. Como no permitió preguntas, no quedó claro si la idea es que los rosarinos que pagan $ 2 o los cordobeses que pagan $ 2,50 no usan el transporte público para ir a trabajar.

Sólo en un momento, Schiavi deslizó que podrían estudiar a futuro una modificación del esquema tarifario. "¿Estamos estudiando? Lo estamos estudiando. De ahí a mensurar que nosotros vamos a sacar el subsidio al transporte, que vamos a cambiar la estructura de tarifas, nadie lo dijo, nadie lo hizo ni nadie lo está estudiando en profundidad en este momento", dijo. Luego agregó: "De ninguna manera vamos a hacer ninguna cosa alocada y no está en cartera modificar ningún esquema tarifario".

Hubo también críticas a los empresarios del transporte e indirectamente a Millaci. "Tienen que estar preocupados los empresarios que no cumplen con el servicio, los empresarios que tienen los colectivos sucios, los empresarios que no aplican al 100% el SUBE, los empresarios que entre las 2 y las 3 de la tarde desconectan la máquina porque algún problema extraterrestre tienen. Esos tienen que estar preocupados. El resto de la política pública de tarifas y subsidios es un tema privativo del Estado", dijo.

Empresario cercano

Curiosamente, Millaci es un dirigente con muy buena llegada al Gobierno, ya desde las épocas en que era Jaime el responsable del área que ahora controla Schiavi. De hecho, integra la comisión directiva de la Confederación General Económica (CGE), una de las entidades empresarias más elogiosas hacia la presidenta Cristina Kirchner. Ayer Millaci evitó todo contacto con la prensa.

Actualmente, el transporte urbano de pasajeros recibe unos 4000 millones de pesos, la mayor parte destinada a las líneas que operan en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Asimismo, el Estado destina otros $ 2000 millones para que los colectivos carguen gasoil a un precio de sólo $ 1 por litro. De esta manera, el 70% de los ingresos de las empresas de transporte urbano en el área metropolitana proviene de fondos estatales y el 30% restante corresponde a lo que pagan los pasajeros.

En el interior la ecuación es algo más pareja, porque allí las tarifas suelen superar los 2 pesos. En esos casos, el precio está regulado por autoridades provinciales y municipales.

La semana pasada el Gobierno anunció su intención de comenzar a revisar el actual esquema de subsidios. En el presupuesto 2012 estas transferencias ascienden a más de 75.000 millones de pesos, la mayor parte destinados al transporte y la energía. Del anuncio participaron los ministros de Economía, Amado Boudou, y de Planificación Federal, Julio De Vido, y el propio Schiavi, aunque ayer éste negó que la quita de subsidios dispuesta hasta ahora incluya el área a su cargo.

"Nadie en ningún momento habló de un aumento tarifario en relación al transporte. Lo que hablamos es trabajar con el tema de los subsidios para trabajar en temas de equidad", afirmó.

ENTREDICHOS

  • El anuncio: el miércoles pasado, los ministros de Economía, Amado Boudou, y de Planificación Federal, Julio De Vido, anunciaron la reducción de subsidios a empresas y la creación de una comisión para analizar el esquema de transferencias en otras áreas.
  • Personalización: Boudou dijo allí que buscarán evitar las injusticias que trae la generalización de subsidios al transporte y pasar a un sistema de personalización. "En 3 o 4 meses se podrá analizar el perfil del usuario para ver qué sector lo necesita y cuál no", dijo.
  • El cálculo: el presidente de la Cámara Empresaria del Autotransporte de Pasajeros (CEAP), Daniel Millaci, estimó que sin los subsidios el boleto de colectivo debería venderse a 4 pesos. Y agregó que lo "razonable" sería ubicar el precio del pasaje en torno a los $ 2 o $ 2,50, en línea con lo que pagan los usuarios de las principales ciudades del interior.
  • La reacción: el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, cuestionó a Millaci por hablar en público sobre el precio del boleto. "La verdad es que nos gustaría que los empresarios hablen de la calidad del servicio, no de la tarifa", dijo. Y comparó a los medios que reprodujeron esas declaraciones con "terroristas".
  • Sin aumento: el funcionario negó que el Gobierno analice la modificación del actual esquema tarifario, que permite que el 70% de los ingresos de los empresarios del transporte sean aportados por el Estado.
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.