Cayó el consumo en los hogares