Busca US$1000 millones. YPF mejoró la oferta para reestructurar su deuda

La oferta de intercambio vence el 30 de este mes, pero hay un endulzante para aquellos que adhieran hasta este jueves, que significa un pago mayor en efectivo
La oferta de intercambio vence el 30 de este mes, pero hay un endulzante para aquellos que adhieran hasta este jueves, que significa un pago mayor en efectivo Crédito: YPF
Sofía Diamante
(0)
13 de julio de 2020  • 13:13

Hace 11 días, YPF anunció a sus inversores que buscaba reestructurar una obligación negociable (ON) por US$1000 millones que vence en marzo próximo. En la madrugada de hoy, volvió a emitir un comunicado a la Comisión Nacional de Valores (CNV) con mejoras a las condiciones del canje con el fin de lograr una mayor adhesión. La oferta de intercambio vence el 30 de este mes, pero hay un endulzante para aquellos que adhieran hasta este viernes.

"Detectamos ciertos ajustes posibles que no implicaban una carga significativa para YPF, pero que entendimos podían resultar en un mayor grado de participación", admitieron en la compañía.

En la oferta original, los tenedores de las ON clase XLVII, emitidas el 23 de marzo de 2016, recibían a cambio de canjear esos títulos por las nuevas ON clase XIII, que vencen en 2025, un pago en efectivo de 10% del valor nominal si se adherían al canje antes de este jueves. A su vez, obtendría un 95% de valor nominal de la nueva serie, que mantendría el mismo cupón de intereses del 8,5% anual y tendría cuatro amortizaciones anuales a partir del año 2022.

Hoy, la petrolera indicó que si los acreedores se adhieren al canje de forma anticipada obtendrán un pago de 12,5% en efectivo y del 92,5% en bonos, y se pasaría a una estructura de amortizaciones semestrales (comenzando en septiembre de 2021), en lugar del esquema anual previamente anunciado. Asimismo, se corrió un día el vencimiento del early bird para dar tiempo al mercado de reaccionar a los nuevos términos. Es decir, YPF está dispuesto a ofrecer más dinero en cash para lograr una mayor predisposición de los acreedores a cambiar las viejas obligaciones negociables por las nuevas.

"Es una mínima concesión teniendo en cuenta que en estas transacciones difícilmente se accede al 100% de participación, por lo cual se está aprovechando la liquidez que se decidió utilizar para este ejercicio para el porcentaje de participación efectiva que esperamos tener", señalaron en YPF, y agregaron que ven difícil que se pueda superar el 80% de participación y que por eso se redistribuyó el efectivo que hubiera sido utilizado para el 20% restante.

"Este esquema permite reducir la vida promedio del nuevo bono (de 3,2 en su versión original a 2,8 en la nueva estructura) y, además, permite a YPF tener un cronograma de vencimientos más espaciado, reduciendo aún más el riesgo de refinanciación futuro", explicaron en la compañía.

Para aquellos acreedores que entren al canje luego del viernes, la oferta por cada US$1000 de valor nominal de ON, es de US$50 (5%) en efectivo y US$950 (95%) en valor nominal de las nuevas ON. La petrolera consideraría "exitoso" el canje si logra arriba de un 70% de adhesión.

De esta forma, no se intenta generar una quita de capital ni reducir el flujo de intereses. Tampoco se buscaría refinanciar o modificar los términos del resto de los bonos internacionales, que, en total a la fecha, superan los US$6000 millones, pero con vencimientos razonables, según señalan en la compañía, cuyo CEO es Sergio Affronti.

YPF sigue así los pasos del Gobierno, que está en plena negociación para reestructuración la deuda bajo legislación extranjera, en un contexto de cierre total de los mercados para la Argentina que imposibilita hacer refinanción de los compromisos.

En la petrolera consideran que no es necesario esperar a que concluya el proceso de la deuda soberana, ya que la transacción tendría los méritos propios para incentivar la participación. Por eso se decidió avanzar igual con la reestructuración, sin esperar la resolución de la Nación y con nueve meses de anticipación al vencimiento de las ON en cuestión, a pesar de que una negociación exitosa del ministro de Economía, Martín Guzmán, podría impactar en una baja del riesgo país y generaría un contexto mejor para renegociar las deudas corporativa.

Con esta reestructuración, YPF busca despejar su horizonte financiero, en un contexto de incertidumbre económica por la crisis de la pandemia y por las negociaciones de la deuda soberana, que impactan en el nivel de riesgo país y dificultan el acceso al mercado de capitales de las empresas argentinas.

"Asumiendo que la transacción concluye exitosamente, la refinanciación temprana de este vencimiento derivará en una mejora global de la percepción del riesgo del crédito YPF, con su consecuente beneficio en los costos de financiación y menor riesgo de refinanciación del resto de los vencimientos de corto plazo. Esto, a su vez, debería permitirnos retomar paulatinamente una senda de mayor actividad para ir normalizando las operaciones de la compañía que fueron severamente afectadas por los efectos del Covid y por la crisis de confianza que se generó en relación con la capacidad financiera de corto plazo", indicaron en la compañía.

En los últimos meses, la petrolera con control estatal sufrió por partida doble los efectos de la cuarentena: se desplomaron sus ingresos por la caída del consumo de nafta y gasoil ante la menor movilidad, y sus activos se desvalorizaron con la caída del precio del petróleo y del gas.

Ante esta situación, primero se anunció una reducción de hasta 15% de los salarios de sus empleados en relación de dependencia y se abrió un plan de retiros voluntarios. Además, comenzaron a reestructurar las obligaciones con sus proveedores y se anunció el cese del pago diario por tener la barcaza de licuefacción emplazada en el puerto de Bahía Blanca, aludiendo a razones de fuerza mayor producto de la pandemia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.