Mercados. Ni la "brisa de cola" levanta la plaza local