En Gran Bretaña. No habrá baja de la carga impositiva