Al margen de la semana. No hay castigo para la irresponsabilidad fiscal