No logran frenar la caída de reservas