Dólares esquivos. No se frena la caída en las reservas: ya alcanza los US$ 5300 millones en el año