Nueve de cada 10 operaciones monetarias se hacen sin ir al banco