Obama llevaría a GM a la corte de bancarrota el lunes, con la esperanza de un proceso rápido