Ordenan trabar un embargo sobre las acciones de Disco

La medida es por los US$ 16,2 millones que reclaman ahorristas del Banco Montevideo
Alfredo Sainz
(0)
17 de mayo de 2003  

La Argentina le sigue trayendo dolores de cabeza al grupo holandés Ahold, el dueño de la cadena de supermercados Disco. La Justicia argentina ordenó trabar un embargo sobre las acciones que pertenecían a la familia Peirano y que hace poco menos de un año pasaron a manos de los holandeses.

El embargo fue ordenado el viernes 9 de este mes por el juez argentino Atilio Carlos González, titular del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial N° 8, a pedido de la Justicia uruguaya en una causa iniciada por los ahorristas del Banco Montevideo que reclaman los fondos que tenían depositados en esa entidad, propiedad de los Peirano.

La medida fue solicitada hasta cubrir un total de US$ 16.266.399,66 y traba embargo sobre las acciones que tengan en Disco SA las firmas Disco International Holding NV, Disco Ahold International Holding (DAIH), Velox Retail Holding (VRH), Velox Investment Company, Velox International Investments y Koninklijke Ahold y las personas físicas Jorge Peirano Facio y Juan Peirano Facio.

Respuesta

Según informó en su momento Ahold, el grupo holandés se convirtió en el único accionista de Disco en agosto del año pasado cuando se alzó con las acciones que tenía la firma VRH en DIAH, la empresa que a su vez controla el 99,9% del paquete accionario de Disco.

Ayer, ejecutivos del área legal de Disco reconocieron que habían recibido el oficio de la Justicia y explicaron a LA NACION que el último jueves le contestaron al juez que entiende en la causa informándole que los Peirano no conservan ninguna acción en Disco y por lo tanto es imposible concretar un embargo.

El embargo no tiene ninguna relación con los problemas que enfrenta Ahold en el nivel internacional por el manejo de su contabilidad.

Hace un par de meses, en el grupo holandés reconocieron la existencia de irregularidades en los balances de Disco, aunque la última semana el abogado de Ahold, Theo De Raad, señaló expresamente que la plana mayor de la cadena en la Argentina no estaba involucrada en actos delictivos ni se había "metido ningún dinero en su bolsillo".

Debido a los problemas legales que enfrenta el grupo, los holandeses ya tomaron la decisión de desprenderse de sus inversiones en toda América latina, incluyendo la Argentina. Sin embargo, ahora la búsqueda de un comprador para Disco podría llegar a dificultarse debido al pedido de embargo.

Una medida de este tipo no implica un freno legal para la venta de una empresa, aunque puede desalentar a futuros compradores o incluso reducir el precio de venta de la firma que enfrenta el embargo.

Interés francés

Más allá de los inconvenientes legales que tiene la compañía, en la lista de potenciales compradores para Disco ya se anotaron las principales cadenas internacionales y algunos grupos locales.

En las últimas horas, el nombre que circuló con más fuerza para quedarse con la cadena controlada por los holandeses es el del grupo francés Casino.

Los franceses llegaron a la Argentina a mediados de la década del 90 mediante la compra de la cadena cordobesa Libertad y además son dueños de los minimercados Leader Price. Una eventual compra de Disco les permitiría incrementar su presencia en el mercado porteño, donde hoy se encuentra cerca de la mitad de las sucursales de Disco.

En la lista de candidatos para adquirir la cadena argentina también figuran la norteamericana Wal-Mart, la chilena Jumbo y cuatro grupos locales.

Los inversores argentinos que están analizando de cerca los números de Disco son el fondo Zeus -encabezado por un grupo de ex ejecutivos de The Exxel Group-, el grupo CoInvest -que ya se alzó con el control de CTI y MetroRED- y el empresario Francisco de Narváez, ex dueño de la cadena de supermercados Tía.

A estos candidatos además se podría sumar el ex propietario de Norte y actual presidente del Club San Lorenzo, Alberto Guil, que habría sido tentado por un grupo de acreedores de Disco.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.