Otro embargo contra el país en EE.UU.

La Corte habilitó a fondos buitre el cobro de US$ 3,2 millones de una agencia estatal
Silvia Pisani
(0)
2 de octubre de 2012  

WASHINGTON.- Es una cifra pequeña. Pero lo significativo del paso que ayer dio la Suprema Corte de Justicia norteamericana es que habilita a los llamados "fondos buitre" a cobrar dinero de la Argentina.

Es la segunda vez que lo hace en lo que va del año, y el giro empieza a ser mirado con atención tanto en el Gobierno como entre quienes siguen el abanico de causas judiciales que la Argentina aún tiene pendientes en tribunales estadounidenses.

Al cierre de esta edición, sin embargo, una fuente del gobierno argentino aseguró a LA NACION que la cuestión "no representa" una preocupación seria de cara a la dura batalla judicial que se libra con acreedores de bonos en default.

"Esta decisión judicial no tiene mayor valor como precedente para otros casos, pues solamente confirmó un embargo sobre la cuenta bancaria de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica", corroboró, a su vez, el embajador Jorge Argüello.

El monto afectado es de 3,2 millones de dólares que la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (Anpcyt) tiene depositados en una cuenta del Banco Nación en la ciudad de Nueva York.

La cuenta fue detectada por los fondos EM Ltd. -del millonario Kenneth Dart- y NML Capital, dependiente de Elliot Management, que pidieron su embargo al juez Thomas Griesa, de Nueva York, en cuyo juzgado se concentran varias causas contra la Argentina.

Hace tres años, en septiembre de 2009, la Corte de Nueva York confirmó el fallo, pero, en su desesperado intento por frenarlo, la Argentina apeló ante la máxima instancia judicial, la Suprema Corte de los Estados Unidos.

Cayó la cautelar

Pero ayer, en una resolución de apenas cuatro líneas, el máximo tribunal decidió rechazar la apelación, con lo que el fallo quedó firme. La resolución fue firmada por todos los jueces, con la excepción de la magistrada Sonia Sotomayor, según se confirmó a LA NACION en fuentes de ese tribunal.

Fuentes oficiales admiten que los fondos en cuestión "tienen larga práctica" en juicios por deuda soberana en default y que se encuentran embarcados en una "agresiva campaña judicial" para cobrar activos impagos de nuestro país por más de 2000 millones de dólares.

Si bien en este caso la cifra a la que quedaron habilitados es mucho menor -apenas tres millones- el dato es que se trata de la segunda victoria de ese tipo que obtienen en lo que va del año. En julio pasado, pudieron acceder a 23 millones de dólares depositados en Nueva York y que, en parte, correspondían al Banco Hipotecario, pero que gestionaba el grupo privado IRSA.

Los fondos, cuyo embargo ahora se habilita, pertenecen a la Agencia de Promoción Tecnológica, que depende del ministro Lino Barañao.

Sin embargo, fuentes del Gobierno dijeron que la "naturaleza" de esos fondos está orientada a "actividades comerciales" y que no representa, necesariamente, una identificación con bienes del Estado nacional. "Los fondos allí depositados se utilizaban para compras que constituían una "actividad comercial" bajo la ley norteamericana, y que un particular hubiera podido realizar el mismo tipo de operaciones", explicó Argüello.

"Este razonamiento no es trasladable a los otros activos en el extranjero, de titularidad del Estado argentino, que son de «naturaleza soberana», y por ello se han rechazado gran cantidad de embargos que se intentaron contra activos de nuestro país", añadió.

El temor es que la justicia norteamericana dicte un precedente que habilite el embargo de bienes argentinos en el exterior. Las fuentes consultadas aseguraron que no es el caso con este nuevo fallo ahora firme. "No es algo grato, pero no nos llena de temor", dijeron.

En los últimos tres años, los "fondos buitre" incrementaron su presión en los tribunales norteamericanos. La tensión con el Gobierno se agudizó a partir de su rechazo a ingresar en la segunda oferta de canje de deuda, que se realizó en 2010.ß

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.