Para el FMI, ningún país será inmune a una crisis en EE.UU.

Su director dijo que afectará a las naciones emergentes; el riesgo argentino, casi en 500 puntos
Javier Blanco
(0)
12 de febrero de 2008  

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Khan, advirtió ayer que los países emergentes sufrirán algún tipo de coletazo si se confirma que la economía de Estados Unidos está entrando en recesión, posibilidad a la que ayer asignó, aunque de manera diplomática, elevadas chances.

"La desaceleración de la economía de Estados Unidos será significativa y durará algún tiempo", dijo Strauss-Khan, que además no dudó en calificar de "idea engañosa" la tesis de algunos analistas y políticos que postulan que la crisis de Estados Unidos no se trasladará a los países emergentes, habida cuenta de la fortaleza que dan a este tipo de economías los altos precios de las commodities , como es el caso de la Argentina.

Los economistas argentinos que sostienen esta teoría, según la cual el país enfrenta hoy el escenario internacional adverso en mejores condiciones que en otras oportunidades por los altos precios de los granos que exporta, suelen aludir a ella como el nombre de "desacople" (esto es, la diferenciación de la Argentina respecto del mundo desarrollado).

Pero el jefe del FMI no dejó dudas sobre su disenso al respecto. "El desacoplamiento [sic] es una idea muy extraña, muy engañosa. Las conexiones entre los sectores reales y financieros de los mercados desarrollados y emergentes son mucho más complejas de lo que eran antes", afirmó, al justificar su visión sobre un eventual contagio en una conferencia brindada en la India, uno de los países catalogados como emergentes.

El mes pasado, el FMI recortó su pronóstico para el crecimiento global en 2008 del 4,4 al 4,1% por la crisis de los mercados y advirtió que la actividad podría desacelerarse aún más. Vale consignar que la expansión en 2007 fue del 4,9 por ciento.

La contracción estadounidense es motivo de preocupación entre inversores y funcionarios de política monetaria de todo el mundo toda vez que la afectada no es otra que la mayor economía del mundo (explica el 24% del PBI global). Además, implica el primer examen serio que enfrenta el ciclo de crecimiento elevado y geográficamente armónico que se abrió con el nuevo siglo, escenario que favoreció el repunte de la economía argentina.

Los dichos de Strauss-Khan se conocieron al cabo de otra jornada que dejó un nuevo incremento en la tasa de riesgo emergente -en especial, el riesgo país argentino, que finalizó el día en 497 puntos, el mayor nivel en seis meses-, lo que corrobora que la incertidumbre respecto de la evolución que tendrá la crisis norteamericana hace a los inversores más reacios a colocar fondos en plazas con mayor rentabilidad, pero también mayor riesgo.

El nuevo salto en este indicador financiero, que hace sólo un año rondaba los 200 puntos, se produjo por la combinación de una nueva baja en la cotización de los principales bonos de la deuda pública local (cayó el 0,49% el Par en pesos, el 0,21% el Discount en igual moneda y el 0,27% el Boden 2012 en dólares, por mencionar algunos) y una mejora en los precios de los títulos emitidos por el Tesoro estadounidense, que se toman como parámetro.

También ayer el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, reconoció que la economía de su país "enfrenta actualmente algunos riesgos e incertidumbres en el corto plazo", pero volvió a mostrarse confiado en que podrá superar este escenario "porque sus fundamentos son sólidos y su panorama, en el largo plazo, es fuerte".

Bush dialogó con periodistas en la Casa Blanca, antes de firmar el informe económico anual que girará al Congreso. Según esta evaluación, esa economía crecerá el 2,7% en 2008 (no modificó su previsión), una proyección que supera largamente la expansión del 1,6% que promedian las estimaciones del sector privado.

El informe también pide al Congreso que se dispongan reformas para impulsar la refinanciación en el golpeado sector de la vivienda e insta a los legisladores a aprobar los tratados de libre comercio con Colombia, Panamá y Corea del Sur.

"Dada la estructura fuerte de la economía, la libre movilidad de la fuerza laboral, los impuestos relativamente bajos, un mercado de capitales bien balanceado y la apertura al comercio, se mantienen positivas las perspectivas para el crecimiento en los próximos años", indicó el informe elaborado por el Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.