Para el Gobierno, la reactivación deberá llegar a través de las Pyme

El presidente De la Rúa anunciará la implementación de dos fondos para impulsar su financiamiento.
El presidente De la Rúa anunciará la implementación de dos fondos para impulsar su financiamiento.
(0)
28 de agosto de 2000  

El Gobierno comenzará a dar en los próximos días algunas respuestas a los reclamos de los sectores fabriles, que reclaman la implementación de políticas económicas activas para reactivar más rápidamente la producción.

Los primeros en recibirlas, según se señala en fuentes cercanas a la Casa de Gobierno, serán los pequeños y medianos empresarios, con la promulgación de la ley Pyme, que puede ser uno de los principales anuncios que hará el presidente Fernando de la Rúa cuando se celebre, el 5 del mes próximo, el Día de la Industria.

Esta iniciativa, que fogoneó el ex secretario Pyme Guillermo Rozenwurcel, establece la puesta en marcha de dos fondos de 100 millones de pesos, que serán aportados por la Secretaría de Hacienda y el Banco Nación, para facilitar el financiamiento de esas empresas.

La llegada de Javier Tizado a la Secretaría de Industria y Comercio fue la primera señal de que habrá una política más activa, "pero que no significa que se descuidará en momento alguno el equilibrio fiscal en el que se basa fundamentalmente la política económica", según pusieron ayer énfasis en destacar fuentes de la Casa Rosada.

"En el cóctel del Día de la Industria se anunciarán algunas medidas que no chocan contra la lógica básica de manejo estricto de la cuestión fiscal del equipo económico", puntualizó el informante. En tal sentido, negó que se vaya a autorizar el ingreso temporario de gasoil.

"Posiblemente se anuncie la puesta en marcha de la factura negociable para que las Pyme puedan tener un instrumento fehaciente de cobro frente a los clientes y la puedan descontar en los bancos, al estilo de la duplicata brasileña", dijo la fuente.

¿Serán Tizado y el nuevo secretario Pyme, Guillermo Busso, los encargados de poner en marcha esas nuevas políticas? "Tizado viene a inaugurar una etapa más institucional, de más respaldo a las instituciones y al conjunto de los empresarios. Obviamente, su ingreso también significa un mayor equilibrio en la política industrial respecto del costo fiscal que significó para el país en los últimos años la política automotriz", respondió el informante.

Este tema lo tenía conversado el ministro de Economía, José Luis Machinea, básicamente "con y sólo con el presidente De la Rúa, y también fue informado el vicepresidente, Carlos Alvarez. Por eso, también, el jefe de Gabinete, Rodolfo Terragno, no fue consultado ni fue informado de que se iban a producir esos cambios", añadió.

Según el informante, Tizado "no va a tener una posición más débil frente a Brasil que la que tenía Giorgi (su antecesora en el cargo), con lo cual queda descartado que Débora fue alejada por presión de las autoridades de Brasilia".

En el caso de Busso, fue uno de los redactores de la ley Pyme, en noviembre del año último, que se hizo en la Fundación Argentina para el Desarrollo con Equidad (FADE), la usina de proyectos que tenía Machinea antes de entrar en el Gobierno.

Es un hombre con extensa experiencia económica y financiera que tenía contacto desde hace tiempo con el equipo económico a partir de que era director de Aluar, uno de los grupos empresariales que apoyaban a la FADE.

"Sabíamos que era un especialista en el diseño institucional de las sociedades de garantías recíprocas. Esa es la etapa que se inicia ahora en la Secretaría Pyme, después de un trabajo muy importante que hizo Rozenwurcel de reorganizar la secretaría, y lo hizo bien porque era una secretaría que no existía y sin presupuesto", afirmó el funcionario de la Casa de Gobierno.

Entonces, si su labor fue positiva, ¿por qué el cambio de funciones de Rozenwurcel?

"Guillermo se queda trabajando en el equipo económico en un área muy importante, dependiendo directamente del ministro Machinea y que va a tener que ver con la coordinación de metas macroeconómicas con Brasil y con Chile. Pero él, claramente, tenía un perfil más de un macroeconomista brillante que de un operador político, que es lo que a veces se necesita cuando hay que lidiar con toda la dirigencia empresarial Pyme en la Argentina", concluyó la fuente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.