Las reacciones sectoriales. Para la UIA, la sanción es más costosa de lo que se admite