Para Moody´s, finalizó la convertibilidad

En Nueva York, ayer la consultora consideró que las medidas del fin de semana rompen el sistema
(0)
6 de diciembre de 2001  

La calificadora de riesgo internacional Moody´s está empeñada. No le gusta la convertibilidad, y menos la dolarización.

Por este motivo ayer dijo que las medidas adoptadas el fin de semana determinaron "el fin de la convertibilidad". En un comunicado difundido en Nueva York, la calificadora señaló que "no hay suficientes dólares reales en el sistema formal para cumplir con la paridad uno a uno establecida en la ley argentina".

Mientras Cavallo dijo ayer que la consultora "nunca entendió" el sistema monetario argentino, el analista de Moody´s para el país, Mauro Leos, afirmó a LA NACION desde Nueva York que la dolarización que impulsa el Gobierno "aumentará la recesión" y ratificó que "la probabilidad de un default es altamente elevada".

-¿Por qué afirman que las medidas terminaron con la convertibilidad?

-Tal vez no haya terminado en términos genéricos, pero sí de la fijación del uno a uno y de la cobertura de ciertos agregados monetarios. En este sentido, es otro movimiento que rompe con el principio básico del sistema y refleja la gravedad del problema que enfrentan las autoridades.

-En realidad, Moody´s nunca estuvo de acuerdo con la convertibilidad...

-Siempre dijimos que no era un buen sistema ante los sucesivos shocks externos, y en particular ante los cambios en Brasil. Esta nueva medida hace más permanente esta camisa de fuerza que se refleja en el estancamiento económico.

Por otro lado, reconocemos que existe una disyuntiva por las consecuencias que provocaría romper con el uno a uno, pero el beneficio que estas medidas traerán en términos de riesgo cambiario se contraponen con las restricciones que provocarán en el crecimiento.

-¿La dolarización gradual no es peor que una total?

-El Gobierno no está en situación de definirse por uno u otro camino en forma absoluta. Aunque tiene un margen mínimo para moverse por el medio, parecería ser que, entre las dos opciones, se inclinan por la dolarización porque traería un costo menor.

-¿Hay tiempo para hacer un canje global ordenado?

-Los episodios que se han observado desde la semana pasada muestran que el nivel de preocupación de los inversores nacionales y extranjeros cada vez se eleva más y por eso el tiempo es corto. En ese sentido, está latente la posibilidad de que no coincidan los tiempos del Gobierno con los del mercado.

-¿El mercado cree que habrá devaluación y dolarización?

-Hasta principios de año casi todos los sectores estaban de acuerdo con la postura de apoyar la convertibilidad, pero conforme han pasado el año y las modificaciones que introdujo el Gobierno, las opiniones han empezado a cambiar.

-¿Esta misma división se refleja en el Fondo Monetario Internacional?

-De una u otra manera, sí, tanto en el Fondo como en la administración Bush. Es que se trata de un caso único, porque en la mayoría de los países, como en Brasil, el dólar ni se llegaba a plantear como alternativa, y en el el caso argentino se reconoce el riesgo de que el peso flote.

-¿Siguen pensando que hay una alta probabilidad de default?

-Según la calificación (Caa3, nivel especulativo, que implica una alta posibilidad de cesación de pagos). Y lo que vimos en noviembre apunta a demostrar que la situación se complicó, a pesar de la intención del Gobierno de ir en el sentido contrario. Así que la probabilidad es más elevada que hace un mes.

Definiciones

Mauro Leos

  • "Las nuevas medidas profundizarán el estancamiento económico con más dolarización, aunque reconocemos los riesgos de que el peso flote."
  • "La posibilidad de un default es alta, tal como lo demuestra nuestra calificación, y aumentó el último mes, aunque el Gobierno haya querido ir en sentido contrario."
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.