Mercados. Paró la ola de ventas, pero no pasó la cautela