Patricia Bullrich: "Están desordenados, peleados entre ellos y sin proyecto"

Patricia Bullrich, en "Comunidad de negocios"
Patricia Bullrich, en "Comunidad de negocios"
(0)
22 de diciembre de 2020  • 09:40

La exministra de Seguridad, Patricia Bullrich , se refirió a las declaraciones del presidente Alberto Fernández, que afirmó que Hugo Moyano era un ejemplo de dirigente y dijo que ese modelo sindical es el que no quieren en Juntos por el Cambio.

"Moyano no es ejemplo de nada. Es ejemplo de lo que no queremos. Gremios que extorsionan cuando no tienen una plaza logística, que aprietan a empresarios o a otros sindicatos y negocian con una pistola en la mesa o rompiendo vidrios. Es ese tipo de sindicalismo. Solo acepta poner condiciones y no que del otro lado hay otro, como un empresario. Ese modelo que defiende el Presidente es el que no queremos en Juntos por el Cambio. En la próxima gestión queremos ir a fondo contra este modelo sindical", afirmó en el programa "Comunidad de Negocios", que se emite por LN+ y conduce José del Rio.

-¿Por qué crece el narcotráfico? ¿Por qué crece la inseguridad?

- Crece porque se han dejado de hacer las cosas que había que hacer. En el libro que acabo de sacar cuento anécdotas y las cosas que pasan en el día a día de gestión. Está contado de forma novelesca, pero voy a la profundidad porque describo lo que fue Eugenio Zaffaroni en un capítulo que se llama Zafarrancho, cuento la pelea con los barras bravas, que era como una pelea del tipo gato y ratón.

- ¿Qué sentiste cuando viste a Rafael Di Zeo en la casa de gobierno por el funeral de Maradona y al presidente con un megáfono?

-Cuando pasa un acontecimiento así vos te quedás mirando la tele pegada. Yo estaba mirando y eran las 2 de la mañana y lo veo entrar a la Casa de Gobierno y ya había visto a la barra en el monumento de Belgrano. Entonces me dije: "mañana tenemos tole tole". Era evidente. Cuando las barras te toman la calle y reemplazan a las fuerzas policiales termina mal. Eso fue lo que combatimos durante tanto tiempo. Y la guerra contra el narcotráfico, que fue muy exitosa para nosotros porque bajamos homicidios, consumo y los chicos que iban entrando como soldaditos todo eso lo cuento de una manera que la gente lo puede entender.

Patricia Bullrich, en "Comunidad de Negocios"

24:33
Video

-Este año los chicos se quedaron sin clases presenciales.

-Eso fue una barbaridad. Lo más cuestionable. El 12 de abril sacamos un documento en Juntos por el Cambio en el que le pedimos al presidente que tuviera equilibrio y planteamos un triángulo integrado por la economía, la salud y la libertad. Y al muy poco tiempo nos dimos cuenta de que el cierre de escuelas iba a traer una tragedia, por eso incluimos como cuarto punto la educación. Acá hubo una falta de explicación acerca de porque se cerraron las escuelas. Angela Merkel dijo que las escuelas son lo último que se cierra y lo primero que se abre. En Corea instalaron plásticos para que los chicos pudieran estar uno al lado del otro. El camino no era la presión sindical y el ministro es parte de esa comunidad y decidió cerrar.

- ¿Vos crees que fue decisión sindical?

-El ministro piensa igual que los sindicatos. Un trabajador de la salud es esencial y uno de la educación, ¿no? Esencial es el trabajo de cada argentino. Para un zapatero es esencial su trabajo porque con eso lleva el pan a su casa. Esa mirada de cerrar todo con la salud ante todo causó lo que dije. Era correr el problema hacia adelante. Yo había dicho que lo que íbamos a tener era más tiempo de cuarentena, más destrucción económica, más gente sin ningún tipo de ingreso. La ayuda del estado fue poca, mala y solo atinan a hacer cosas vetustas.

- ¿Qué pasa con los socios? El presidente dijo que Hugo Moyano era un dirigente ejemplar, pero vos has tenido cortocircuitos con los Moyano.

-Yo protesto y me enojo porque Moyano no es ejemplo de nada. Es ejemplo de lo que no queremos. Gremios que extorsionan cuando no tienen una plaza logística, que aprietan a empresarios o a otros sindicatos y negocian con una pistola en la mesa o rompiendo vidrios. Es ese tipo de sindicalismo. Solo acepta poner condiciones y no que del otro lado hay otro como un empresario. La Argentina tiene que tener un costo y si no es bueno no es productiva. Ese modelo que defiende el presidente es el que no queremos en Juntos por el Cambio. Un puñado de trabajadores y luego más trabajadores sin trabajo o en negro. Defiende lo que no queremos. Protesto contra este modelo sindical. En la próxima gestión queremos ir a fondo contra este modelo sindical.

-Otro socio es Luis D´Elia, que pidió agregar seis jueces en la Corte Suprema para ser mayoría ¿Qué se juega en la Justicia?

-Buscan impedir que se haga justicia en casos de corrupción y quieren convertirlos en una batalla de ellos contra nosotros cuando los jueces son de todos. Este intento de meter jueces para transformar causas tiene que ver con lo que Cristina dice en su carta. Ella dice que a esta altura del partido esperaba que Alberto cumpliera su promesa que es que hay jurisprudencia contra el lawfare de manera que las causas por corrupción sean casos políticos no judiciales. El presidente no cumplió y ahora resta ver qué harán. ¿Lo indultarán? El procesamiento de Boudou está confirmado por la Corte. A los jueces Bruglia, Bertuzzi y Castelli los dejaron. Este avance encontró resguardos institucionales que es lo que uno busca en un sistema republicano. Ese es el sentido del sistema republicano. Vos querés no respetar la ley y no podés porque está la Constitución.

-¿Cómo está la interna de Juntos por el Cambio? Carrió el otro día realizó duras declaraciones contra Germán Garavano.

-Hoy hay una discusión sobre qué ideas llevar y para mí las ideas tienen que ser aquellas que generen cambios en áreas en las que no cambiamos en la anterior gestión. Una economía mucho más fuerte para la iniciativa privada para los comercios, negocios y la clase media. Una política social que no se entregue a las organizaciones sociales para que los jóvenes tengan oportunidades y no sean rentistas del Estado y en consecuencia haya cambios de fondo.

Hay otras miradas más pro status quo, de negociar con el peronismo, pero hoy el peronismo es el kirchnerismo. ¿Qué negociamos entonces? Yo estoy dispuesta a negociar y a tener diálogo, pero en el marco de una dirección de cambio, no de status quo. Este es un debate interesante que se va a dar porque hay que terminar de generar una propuesta hacia la sociedad que demuestre que aprendimos, que rescatamos en lo que nos fue bien y que tenemos una expectativa de futuro, de esperanza, que le planteamos a la sociedad. No es un problema de candidaturas o generacional, sino de ideas.

-En cuanto a sus socios políticos se la vio tomando un café con Roberto Cachanosky y se especulaba con un ala más liberal que atraiga a los jóvenes ¿Cómo sigue eso? ¿Hay espacio para más alianzas ahí?

-Estamos hablando con este nuevo fenómeno de jóvenes que han nacido a la política ligados a la idea de la libertad y tenemos un contacto estrecho. Es valioso que haya jóvenes con ideas de libertad como concepto integral, no solo económico. Estamos hablando de la manera en que se mueve la sociedad, de derechos humanos y de crear una sociedad de libres. Estamos trabajando mucho en universidades y con Cachanosky, que tiene otra edad, pero buenas ideas. La idea es que Juntos por el Cambio mantenga y sume a la gente que tenga ideas de libertad. Yo estoy trabajando en eso y sobre todo con los jóvenes.

-Por último y haciendo archivo ¿Crees que volvieron mejores?

-No volvieron mejores. Están desordenados, peleados entre ellos, sin proyecto, viendo a ver cómo se arregla todo. La Argentina atada con alambre. Tuvimos una cuarentena que nos destruyo cuando al aire libre, con barbijo y distanciamiento mueren menos gente que con otras medidas. El aislamiento ha traído problemas en gente grande que tuvo problemas de salud y chicos con problemas de no atención a la educación. Politizaron la cuarentena. La veían con encuestas. Lo mismo con la vacuna. Es un desorden. Igual avanzaron menos de lo que querían. La reforma a la Justicia no pasó, Vicentin no pasó, cuando liberaron presos hubo marchas y marchas contra el gobierno y los gobernadores que no dejaban entrar gente a las provincias. Ha sido un año negativo. No volvieron mejores y nosotros en Juntos por el Cambio analizamos los problemas y estamos listos para una nueva etapa. Vamos a poderle ofrecer algo mejor a la sociedad.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.