Pedirán al FMI atrasar el pago de US$ 900 millones

El 20 del mes próximo se lanzaría la segunda etapa del canje
(0)
17 de diciembre de 2001  

El Gobierno le pediría al Fondo Monetario Internacional una prórroga para el pago de US$ 900 millones que vencen durante enero. Se trata de una cuota de un préstamo "de facilidades suplementarias", que obtuvo la Argentina por un total de US$ 3000 millones, según le explicó a LA NACION el ex secretario de Finanzas Daniel Marx, quien ahora es asesor en materia de reestructuración de la deuda pública.

El economista señaló además que cuando se obtuvo esa línea de crédito, que es bastante poco frecuente entre las que otorga el organismo internacional, se previó ya un mecanismo para pedir una prórroga de un año en los vencimientos. Hasta el momento ningún país hizo esa gestión, pero Marx consideró que, en las actuales circunstancias de la Argentina solicitar la extensión de los plazos de pago sería "la mejor alternativa".

El otro canje

Marx señaló, por otra parte, que el Gobierno espera presentar el 20 de enero su propuesta de canje de deuda con los acreedores externos. Es el paso que falta dar, luego de la operación de reestructuración de las acreencias de los tenedores locales.

Sin embargo, Marx advirtió que, para llegar a esa fecha con una propuesta cierta, deberá sellarse previamente un acuerdo político que permita la aprobación del presupuesto 2002 y que prevea la distribución de los recursos fiscales.

Respecto del envío al Congreso del proyecto de ley de gastos y recursos para el año próximo, Marx consideró que ese paso podría darse hoy mismo desde el Poder Ejecutivo.

Según el mecanismo previsto, una vez lanzada la propuesta para la segunda etapa del canje se les dará a los acreedores un plazo de cuatro semanas, en las que podrán decidir si participan o no de la operación.

En declaraciones radiales, Marx dijo ayer que "en los últimos días hemos tenido conferencias telefónicas con bancos acreedores, y otros vinieron acá para conocer más detalles". Tras destacar que la intención es lograr que el canje sea "lo menos traumático posible", recordó que el próximo año deberán ser renegociados vencimientos por US$ 11.000 millones con organismos internacionales.

El ex segundo de Domingo Cavallo en Economía aceptó que es difícil que el FMI haga efectivo el desembolso de US$ 1260 millones este año.

Marx hizo declaraciones también para el diario brasileño O Globo. Al ser consultado sobre las posibilidades reales de evitar una cesación de pagos, respondió: "No será fácil. No puedo descartar la posibilidad de un incumplimiento en los compromisos asumidos. Todo depende de las alternativas financieras".

El viernes último, el Gobierno logró evitar la cesación de pagos, al destinar US$ 421 millones al pago de la mitad de una Lete y de los intereses del bono Global 08. Además, consiguió una renovación por 90 días, y a una tasa de 9,25 por ciento anual, de la otra mitad de la Letra del Tesoro que vencía ese mismo día, por US$ 360 millones.

Financiamiento forzoso

En parte, ese cumplimiento pudo lograrse por la disposición por la que, días atrás, el Gobierno obligó a las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP) a derivar el dinero de los depósitos a plazo fijo que vencen, a la compra de Letes.

Para este mes, había previsto vencimientos por US$ 1400 millones, y, según se informó en Economía, el mecanismo comenzó a ejecutarse desde el lunes de la semana pasada, pese a que los operadores del mercado previsional actúan "bajo protesta", por considerar que la operación significa una intromisión no deseable en el sistema jubilatorio privado.

Siga todas las repercusiones de las nuevas medidas económicas a través de la Cobertura especial de LA NACION LINE.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.