Perez Companc criticó el excesivo afán de lucro

Condenó al empresariado argentino
Cristian Mira
(0)
12 de mayo de 2003  

SAN FRANCISCO, Córdoba.- Inadvertido, como si fuera un chacarero más, Gregorio Perez Companc, el único empresario argentino que figura en el ranking de los hombres más ricos del mundo de la revista Forbes, recorrió la muestra lechera Mercoláctea, que concluyó ayer en esta ciudad. Su esposa, María del Carmen Sundblad, es presidenta de la Asociación Argentina de Jersey.

Pero al conversar con LA NACION no dejó de hacer oir sus críticas a muchos empresarios argentinos: "Por pensar sólo en su caja nos condujeron a un desastre", opinó, y señaló que el déficit de dirigentes también se percibe en el resto de los sectores de la sociedad.´

En cuanto a la intención del Gobierno de frenar la venta de Transener a Petrobras, de la cual Pecom tenía un porcentaje accionario, prefirió no responder, pero señaló: "Cuando vendimos la empresa pensamos en que la comprara alguien que no echara a 20.000 personas", en referencia a que confiaba en la responsabilidad de la firma brasileña. "Y tuvimos que venderla porque hubiera sido mucho peor", añadió.

Respecto del Mercosur, consideró adecuada la estrategia de fortalecerlo. "Pero necesitamos producir más", advirtió.

A Goyo, como lo llaman sus allegados, se lo pudo ver siguiendo atentamente la actividad de los animales de esta raza lechera. El día de la competencia se acomodó en las gradas de la pista central y no perdió detalle de la decisión de los jurados. La cabaña de su esposa, San Isidro Labrador, de Escobar, logró que uno de sus ejemplares obtuviera la distinción de Gran Campeón Macho. Ayer por la mañana se sentó en los tablones de madera del ring de remates durante el turno de las ventas.

Pese a que no suele responder positivamente a la requisitoria periodística, aceptó contestar preguntas que le formuló este cronista. "Me preocupa la educación", dijo cuando se lo consultó sobre la situación económica y política del país. Consideró que la educación es la principal herramienta para mejorar la calidad de vida de la gente y destacó que no se toma conciencia respecto de su importancia para fortalecer el crecimiento económico. Lamentó que los temas educativos no tuvieran una consideración pública tan prioritaria como las acciones solidarias.

Tras la venta de los activos de Pecom, Perez Companc prácticamente se especializó en el rubro agroindustrial con la empresa Molinos. Si hoy tuviera que decidir una nueva inversión, ¿en qué sector lo haría?, se le preguntó. "En el campo, de donde salí", respondió.

Al diario La Voz de San Justo le dijo que prefería vivir en el interior, especialmente en Santa Cruz. Eso sí, respondió sólo con una sonrisa cuando se le preguntó su opinión sobre el gobernador Néstor Kirchner. "No hablo de política", dijo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.