Suscriptor digital

Persiste la baja del maíz en el término

El contrato septiembre del cereal descendió 1,80 dólar. Resultado negativo para las cotizaciones del girasol. La posición enero del grano fino cerró en 96 dólares
(0)
24 de agosto de 2000  

Las operaciones concretadas ayer en el Mercado a Término de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires evidenciaron nuevas bajas para el maíz, que resignó 1,80 dólar sobre el contrato septiembre, y para el girasol, que perdió 3 dólares en la posición disponible.

El trigo cerró con altibajos dado que mientras las posiciones cercanas descendieron los contratos coincidentes con el ingreso de la cosecha nueva cotizaron en alza. La soja, por su parte, no tuvo cambios importantes en sus precios.

Maíz: en el mercado de futuros el cereal cerró con tendencia negativa. Las posiciones disponible e inmediata finalizaron con un ajuste de 70 dólares. Los contratos septiembre y octubre, que concentraron el grueso de los negocios, quedaron con ajustes de 71,10 y 74,10 dólares, con descensos del 2,50 y del 2,20% respectivamente. Para noviembre el cierre fue de 77,30 dólares, 1,30 dólar inferior al martes. El contrato abril quedó 78 dólares, con una caída cercana al 2 por ciento.

En el mercado disponible la actividad fue discreta, con una demanda exportadora que evidenció tranquilidad por conseguir nuevos lotes y una oferta poco dispuesta a deshacerse de su mercadería. Los consumos sobre el gran Buenos Aires abonaron 72 pesos, a 20 días. La exportación sobre Necochea y Bahía Blanca ofreció 65 pesos, y sobre San Martín, San Lorenzo, Rosario y Buenos Aires 69. Este mismo sector pagó 77 pesos sobre Bahía Blanca, Necochea y San Martín, por cereal de la próxima cosecha, con entrega en abril.

Trigo: las cotizaciones cerraron con bajas sobre los contratos de corto plazo y alzas para las posiciones de largo alcance. Los contratos disponible e inmediato finalizaron con un ajuste de 108 dólares, con una baja de 2 dólares. La posición septiembre quedo con un precios de 106,90 dólares, un 1,70% inferior al cierre del martes, mientras que octubre concluyó la jornada en 104,50 dólares, con un descenso de 3,50 dólares. El contrato enero, coincidente con el ingreso de la cosecha nueva, cerró en 96 dólares, con una suba del 1,40%. Para marzo el alza llegó al 1%, al registrar un ajuste de 101,30 dólares.

En el mercado físico se registró una menor participación de la demanda. Esta circunstancia llevó a la molinería a ofrecer valores inferiores a los pagado el martes. En Buenos Aires abonaron 108 pesos, pagos a los 7 días, y sobre Cañuelas 109, por trigo de calidad superior. Los exportadores ofrecieron 111 pesos sobre Necochea, y 107 sobre Rosario, San Martín y San Lorenzo. Con entrega y pago en enero se abonaron 96 pesos sobre Bahía Blanca, Necochea y San Martín.

Girasol: en el mercado de futuros las cotizaciones cerraron con una sensible tendencia bajista reflejando la evolución de los mercados internacionales. La actividad fue discreta, con negocios que se concentraron principalmente sobre la posición septiembre que quedó con un ajuste de 142 dólares, con una baja del 2,50 por ciento. Los contratos disponible e inmediato cerraron con una pérdida de 3 dólares, en 139 dólares, mientras que agosto finalizó con un precio de 140,50 dólares, con una caída de 3,50 dólares. Marzo concluyó la jornada en 154,50 dólares.

Sobre la plaza disponible la demanda se mostró poco activa, ofreciendo valores muy por debajo de los conocidos a lo largo de toda la semana, en tanto que la oferta continuó siendo discreta. Sobre Buenos Aires se ofrecieron 134 pesos; en Rosario 136; sobre Trenque Lauquen 125, y en Bahía Blanca y Necochea 127. Las bajas llegaron hasta los 4 pesos por tonelada.

Soja: la rueda del término finalizó sin marcar una tendencia definida, especialmente en las posiciones de mediano alcance; la mayoría de los negocios concretados tuvieron que ver con salidas de posiciones técnicas. Los contratos disponible e inmediato cerraron en 168 dólares, sin cambios, mientras que la posición septiembre quedó en 169,70 dólares, con un alza del 0,20%. Noviembre reflejó un cierre de 173,40 dólares. El ajuste de mayo, ingreso de la nueva cosecha, fue de 162,30 dólares, registrando una caída del 0,10 por ciento.

En el mercado físico sobre Rosario, San Lorenzo, General Lagos y San Martín la demanda ofreció, al promediar la jornada, 168 pesos; en Bahía Blanca 165, y en Necochea 160.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?