Pescarmona ganó en Venezuela una licitación millonaria

Fabricará diez turbinas en Mendoza
(0)
19 de enero de 2008  

La empresa argentina Industrias Metalúrgicas Pescarmona (Impsa) firmó ayer en Venezuela el contrato de adjudicación para proveer diez turbinas de 232 megavatios a la central hidroeléctrica Tocoma (sudeste de ese país) por un monto de US$ 520 millones, en lo que se convirtió "en un hito histórico para el país". El vicepresidente de Impsa, Francisco Rubén Valenti, señaló a LA NACION.com que "se trata de un hito tecnológico importante para la empresa y un hito para el país", y agregó: "Para nosotros es importantísimo porque hacemos en Mendoza las Kaplan [tipo de turbinas de agua de reacción de flujo axial] más grandes del mundo y competimos y ganamos contra tecnologías francesa, alemana, estadounidense y canadienses".

El proceso de licitación comenzó en 2004 y convocó a los principales fabricantes mundiales, entre ellos la estadounidense General Electric, la francesa Alstom, la alemana Siemens, las japonesas Marubeni, Sumitono, Hitachi y Mitsui, la austríaca Vatech y las chinas Dong Fang y Harbin. Mediante este contrato, financiado por la Corporación Andina de Fomento (CAF) con un préstamo de US$ 600 millones, Impsa proveerá turbinas y generadores para la central hidroeléctrica de Tocoma, proyecto que demandará una inversión total de 3061 millones.

En un acto realizado ayer en el Salón Sur de la Casa Rosada, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner leyó una carta enviada por Enrique Pescarmona, presidente de Impsa, donde expresaba que "era un orgullo para la tecnología nacional el diseño, fabricación, transporte y montaje de estas grandes maquinarias hidráulicas que serán diseñadas enteramente en la Argentina".

Funcionarios de Impsa detallaron que el contrato de provisión fue suscrito con CVG Edelca (Electrificación del Carona), a cargo del proyecto en el estado de Bolívar, y destacaron que, con una potencia de 2330 megavatios, Tocoma es la mayor iniciativa actualmente en ejecución en América.

Cristina Kirchner señaló: "Más allá de las dificultades que siempre nos pasan a nosotros y al resto del mundo, estos relatos son los relatos que valen, los que transforman, los que aportan, que cambian la historia".

Rubén Valenti explicó que Impsa no tiene desarrollos en la Argentina porque "no se dio la oportunidad" y agregó que en el país presentaron la iniciativa privada de Añacuá (vinculada a la hidroeléctrica Yacyretá), que en la actualidad se encuentra postergada. Comentó que la empresa está preparando la oferta para un proyecto en Santa Cruz llamado Condor Cliff- La Barrancosa, cuya documentación estará lista a mediados de febrero de este año.

Tanto Impsa como General Electric y Marubeni llegaron al proceso final de la licitación, pero en noviembre de 2006, cuando se abrieron los sobres con las cotizaciones, la empresa mendocina había costeado el proyecto en US$ 520 millones reajustables -temiendo la suba de los precios del acero y de la mano de obra-, mientras el consorcio formado por la canadiense y la japonesa pidieron 750 millones.

La Argentina cuenta con otro antecedente de una exportación millonaria de alta tecnología: la venta del reactor nuclear a Australia, por un monto superior a los US$ 200 millones, fabricado por la empresa estatal rionegrina Invap, y que fuera inaugurado el 20 de abril de 2007. La adjudicación fue en junio de 2000, cuando superó a las propuestas de General Electric y Siemens, entre otras.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.