Pesimismo y escasa confianza en el Gobierno