Peugeot presiona por las autopartes