Philip Morris lanza en el país una campaña preventiva

Incluirá un minifolleto en sus marquillas advirtiendo sobre los riesgos de fumar
(0)
29 de febrero de 2004  

En un par de semanas los consumidores de Marlboro comenzarán a encontrar en las marquillas un minifolleto en el que Philip Morris -la empresa tabacalera dueña dela marcade cigarrillos- les informa a sus clientes sobre los peligros de fumar.

La campaña, que la compañía norteamericana viene implementando desde hace un año en otros mercados del mundo, tiene un carácter inédito, ya que es la primera vez en la Argentina que una empresa decide por voluntad propia comunicar un mensaje para desalentar el consumo de los productos que fabrica. Sin embargo, tampoco se puede perder de vista que estas estrategias de lo que internacionalmente se conoce como "marketing responsable" llegan después del acoso judicial del que fueron objeto los fabricantes cigarrillos en todo el mundo.

Los minifolletos se distribuirán durante todo el año, rotando todas las marcas de Philip Morris, de manera de evitar que entre los consumidores se produzca un efecto acostumbramiento, que termine neutralizando el mensaje. Sin embargo, en la propia tabacalera reconocen que, según la experiencia de lo que pasó en otros países, la campaña no provocó una caída inmediata en el número de fumadores.

Un mensaje conocido

"Este tipo de acciones se lanzaron en el primer semestre del año pasado en Suiza y los Estados Unidos, y después fueron llevados a otros países como México y Brasil. En ninguno de estos mercados se produjo un gran impacto en las ventas, básicamente porque no se trata de un mensaje nuevo. La gente ya sabe los problemas de salud que provoca fumar", señaló Felicitas Castrillón, gerenta de Comunicaciones y Programas Corporativos de Massalín Particulares, la filial argentina del grupo Philip Morris.

En la empresa, sostienen que sus propias investigaciones dieron como resultado que los consumidores querían que fueran las propias tabacaleras las que informaran de manera clara y directa sobre los peligros de fumar, y descartan de plano la idea de que este tipo de campañas formen parte de una estrategia para defenderse de un eventual juicio. "Si ése hubiera sido el objetivo, lo habríamos hecho antes, porque el pico más alto de los juicios contra las tabacaleras en el mundo ya pasó", señalan en el compañía.

La distribución de los minifolletos será anticipada por la publicación, a partir de hoy, de una serie de solicitadas en las que Philip Morris reconoce los problemas de salud que provoca fumar, centrándose en tres puntos en particular.

El primero es informar que, a pesar de lo que suele pensarse, los cigarrillos con bajo contenido de alquitrán no son menos nocivos. "La cantidad de alquitrán y nicotina que usted realmente inhala depende de cómo usted fuma. No existe un cigarrillo seguro. Si usted está preocupado por los efectos de fumar sobre la salud, debe dejar de fumar", es el principal argumento de la solicitada publicada hoy.

Otro de los avisos de la empresa tendrá como objetivo ratificar la posición de Philip Morris en contra de que los menores fumen. Más allá de que las tabacaleras ya están obligadas a poner una advertencia en todos sus paquetes y publicidades sobre la prohibición de fumar, muchas veces se acusa a los fabricantes de cigarrillos de manejarse con un doble discurso en este tema, a partir del razonamiento de que si los menores no fumaran su negocio correría peligro de desaparecer en el futuro. "La inmensa mayoría de los fumadores adultos no fuman nuestras marcas, y esto nos brinda grandes oportunidades de crecimiento. Intentar impedir que los menores fumen es lo que debemos hacer", señalan en Philip Morris.

Por último, la tercera solicitada estará centrada en la posibilidad de producir un cigarrillo menos dañino, un debate que la industria tabacalera viene sosteniendo en otros países desde hace varios años. El principal argumento contra las empresas en este punto es que la venta de cigarrillos menos dañinos para la salud puede desalentar a la gente a dejar de fumar o estimular a otros a comenzar.

En este caso, la posición de Philip Morris es claramente favorable al desarrollo de este tipo de productos. "Sería una equivocación negar sus beneficios a fumadores", sostienen en la empresa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.