Piden reformas en el sistema de AFJP

Los trabajadores deben poder optar entre la capitalización y el reparto, coinciden dos analistas
Silvia Stang
(0)
15 de mayo de 2003  

La garantía de que los trabajadores puedan optar libremente entre capitalización y reparto, pero también la ampliación de la cobertura previsional, la modificación del esquema de aportes de los autónomos, y el cambio del mecanismo por el cual se cobran las comisiones a los afiliados de las administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones (AFJP) son algunos de los principales temas que debería incluir una reforma del sistema jubilatorio. Al menos, así lo consideraron dos referentes en temas de seguridad social, consultados por LA NACION a propósito de las controvertidas declaraciones del ministro de Economía, Roberto Lavagna, que consideró que el régimen de capitalización "fracasó" en el país.

El sistema previsional tiene poco más de 4,3 millones de aportantes; es apenas un tercio de las personas que integran la población económicamente activa, que define a quienes están trabajando o buscan hacerlo. Esa enorme distancia entre ambos indicadores, que anticipa un crecimiento de la cantidad de personas mayores que no accederán a una jubilación, justifica que la principal preocupación para quienes analizan el tema sea la de ampliar la cobertura.

"Debe haber acciones encaminadas a incluir a todos los trabajadores en el sistema, incluso a los que no tienen trabajo, pero perciben un subsidio del Estado", sostuvo el ex secretario de Seguridad Social Santiago de Estrada.

Para Daniel Marcú, de Towers Perrin, Marcú & Asociados, una de esas acciones debe ser la modificación del régimen de autónomos. "Se aporta un 32% sobre una renta de referencia, no real, y eso es una barbaridad, porque alguien puede estar aportando el 50% de su ingreso", explicó el consultor.

Cambios en capitalización

Al margen del objetivo de la cobertura, los dos analistas consideraron que hacen falta reformas en lo que se refiere a las AFJP. Aunque ninguno consideró adecuada la opinión del titular de Economía respecto del "fracaso" del sistema creado en 1994. Según Marcú, sería razonable abrir un plazo para permitir que los afiliados de las AFJP pasen su aporte a reparto. De esa manera, evaluó, se plebiscitaría el sistema, con un mecanismo de traspasos que se podría abrir periódicamente.

El consultor, al igual que De Estrada, defendió el carácter mixto que tiene el sistema, en el que conviven esquemas de aportes y prestaciones tanto a cargo de administradoras privadas como del Estado. En este sentido, Marcú se mostró preocupado por la forma en que Lavagna se refirió a la necesidad de un "sistema mixto", cuando en realidad, el actual ya tiene esa característica. "Lo que hay que entender es que cada sistema tiene su problema: el de reparto depende de la ecuación demográfica; el de capitalización, de los mercados", explicó.

Por esta última dependencia, De Estrada opinó que un punto fundamental es la revisión de la política de inversiones de los fondos de las AFJP, "volcándolas hacia rubros seguros y de rentabilidad cierta, pero adecuados a las necesidades del país, como viviendas, obras públicas, forestación".

Marcú recordó que casi el 80% de los fondos está en deuda pública. "Me preocupa que a Lavagna le preocupe que la deuda previsional ahora esté documentada. El régimen de capitalización tiene mejores herramientas para defender al aportante", apuntó, con referencia a la falta de registro de los compromisos del Estado con las jubilaciones que deberá pagar en el futuro a los afiliados a reparto.

Con respecto a la comparación que estableció Lavagna al decir que habría convenido depositar el dinero de los aportes en una caja de ahorro en lugar de derivarlos a las AFJP, Marcú -que señaló que la cuenta no parece razonable dadas las tasas de interés que tuvieron los depósitos bancarios- recordó que el ministro tampoco consideró que parte de la comisión que cobra la administradora se deriva al pago de un seguro de vida que cubre el pago de las pensiones por muerte o invalidez de los afiliados (en el Estado, esa contingencia es pagada con rentas generales).

Ambos analistas evaluaron que es necesario que el esquema de comisiones de las AFJP sea modificado. De Estrada sostuvo que no deberían descontarse del aporte, sino del rendimiento de los fondos.

Marcú consideró que, en primer lugar, debería discriminarse lo que corresponde a gastos de la administradora, y lo que va a la cuota correspondiente al ya mencionado seguro. Además, dijo que el cobro debería ser sobre el fondo (como es hoy) y sobre la rentabilidad.

La comisión media del sistema es de 2,24% sobre el sueldo, pero entre julio y agosto, con las subas que se aplicarán, quedará en 2,52 por ciento.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.