Planean demandar al Estado por unos US$ 500 millones

Se trata de un pleito por Edcadassa
Franco Varise
(0)
4 de diciembre de 2001  

El pleito por la administración de la Empresa de Cargas Aéreas del Atlántico Sud (Edcadassa) ha tomado un giro inesperado, al menos, para el Estado y sus cuentas.

La empresa Aeropuertos Argentina 2000 (AA2000), de Eduardo Eurnekian, y The Exxel Group, presidido por Juan Navarro, analizan ahora la posibilidad de presentar una demanda contra el Estado por unos 500 millones de dólares, porque consideran que tuvo responsabilidad en la superposición de contratos para la explotación de ese aspecto del comercio aéreo. "Hemos aprendido que el funcionario reacciona solamente cuando lo ponés contra la pared", expresó anteayer, en Punta del Este, el máximo ejecutivo de AA2000, Ernesto Gutiérrez.

La historia se remonta a fines del año pasado cuando las dos empresas habían llegado a un principio de acuerdo por el cual el grupo liderado por Juan Navarro se haría cargo de Interbaires (free shops) y la empresa de Eurnekian tomaría el control de Edcadassa. Pero, según explicó Gutiérrez, luego de varias negociaciones no pudo resolverse con el Estado un tema contractual para definir los derechos de cada empresa sobre Edcadassa. Entonces ahora, confió el director de AA2000, luego de analizar otras formas de dirimir el pleito, decidieron cargar contra la administración pública.

"Nuestros enemigos del pasado son nuestros socios de hoy", comentó Gutiérrez a propósito de esta curiosa alianza con el Exxel, uno de sus antiguos adversarios en el control de los aeropuertos.

Consultado acerca de este tema, el gerente general de Edcadassa, Juan Carlos Lomaglio, que también estuvo en Punta del Este junto a Gutiérrez, no descartó la denuncia contra el Estado y se limitó a expresar: "Es como se comentó".

Respecto de las últimas medidas económicas adoptadas por el Gobierno, el ejecutivo de AA2000 se mostró claramente escéptico. "El problema es político porque la Argentina como empresa que vende al exterior tiene una conformación que debería funcionar, pero la crisis de la dirigencia se traslada a la confianza y la economía, precisamente es eso: una sensación", consideró Gutiérrez, al tiempo que agregó: "La piedra filosofal del tema es encarar una reducción de costos para que las actividades económicas puedan progresar".

En opinión de este ejecutivo, uno de los hombres de mayor confianza de Eurnekian, las medidas -megacanje, planes de competitividad y renegociación de la deuda- fueron "impecables, pero siempre se hicieron tarde y sin transmitir confianza", dijo.

En los últimos meses, el tráfico de pasajeros de cabotaje cayó un 35% y el internacional un 40%, pese a las ofertas y la "guerra" de tarifas de las empresas aerocomerciales.

La compañía, reconoció el empresario, ha perdido unos 100 millones de dólares anuales desde que se hizo cargo de los aeropuertos.

Al mismo tiempo, el mercado aerocomercial ha tenido una relación directa con el comportamiento del producto bruto interno. Por cada punto de caída, dijo Gutiérrez, el tráfico aéreo disminuyó dos.

A todo esto se les suman las deudas que los usuarios -empresas aéreas- de AA2000 no pueden cancelar por encontrarse convocados o con problemas financieros. "Aerolíneas Argentinas nos debe 3,5 millones, pero hay una deuda de unos 60 millones con la empresa en convocatoria que los damos por perdidos", consideró.

Frente a este panorama que, para Gutiérrez, "va a ser peor", AA2000 planea, como forma de incentivar al mercado, reducir un 40% las tasas aeroportuarias, aunque no dijo cuándo esa rebaja llegaría al público.

No a la convocatoria

"Aeropuertos no está en la misma situación que otras empresas; tenemos sentencias fuertes contra el Estado y, en realidad, lo que nosotros le debemos al Gobierno es lo mismo que nos deben." Así, Gutiérrez descartó que AA2000 pudiese estar pensando en solicitar su convocatoria de acreedores. "Cuando emitimos bonos por 50 millones de dólares volaron en el mercado; es un negocio que sigue siendo rentable", dijo.

La empresa ya comenzó a operar en el exterior y, junto a sus socios de SEA, de Milán, y el grupo norteamericano Ogden, manejarán a partir del mes próximo el aeropuerto de Armenia; más adelante los de Paraguay, Quito, Guayaquil y también uno en México.

En rigor, la concesión de AA2000 debería renovarse mediante un decreto, actualmente en etapa de redacción. De esa renovación depende el desembolso de un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo por US$ 700 millones que, según admitió Gutiérrez, vence a fines de año.

Contra la pared

"Hemos aprendido que el funcionario reacciona solamente cuando lo ponés contra la pared. Nuestros enemigos del pasado son nuestros socios de hoy." Del director de Aeropuertos Argentina 2000, Ernesto Gutiérrez, a propósito de la demanda judicial que impulsarán.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.