Popularizó su computadora de mano, aumentó las prestaciones, incorporó teléfonos y ahora Palm está en guerra con BlackBerry

Los nuevos aparatos son computadoras portátiles en miniatura, además de celular, y permiten estar todo el día en línea
(0)
15 de octubre de 2006  

El cambio que se viene en el mundo de las tecnologías móviles es muy grande y plantea una lucha entre las computadoras de mano, que fueron sofisticándose hasta llegar a contar con disco rígido y Wi-Fi, y los teléfonos inteligentes, una nueva categoría que prácticamente brinda el mismo servicio que una PC. Estos últimos aparatos permiten estar conectado las 24 horas, tienen un teclado en miniatura igual al de una computadora y traen incorporado Word, Excel y PowerPoint.

La compañía Palm es una de las protagonistas de este cambio. Fue una de las pioneras en computadoras de mano, pero ahora también tiene un pie puesto en la telefonía inteligente, un negocio que hoy crece más que el de sus competidoras. Sus directivos tienen claro hacia dónde se volcarán y no temen una canibalización entre productos.

Alexandre Szapiro, vicepresidente de esa compañía para el Cono Sur dijo: "Estamos ingresando muy fuerte en el mercado de la telefonía, que es gigante". Y agregó: "Fíjese el ejemplo de la Argentina, donde tenemos una base estimada de 350.000 usuarios de computadoras personales, frente a 21 millones de teléfonos celulares. Entonces nos preguntamos: ¿cuál es nuestro mercado potencial, el de computadoras de mano o el de telefonía? Sin duda este último, allí está el futuro de nuestro crecimiento, por eso no nos preocupa la canibalización que pueda existir de un producto a otro. Pensamos que este año en la Argentina el mercado de teléfonos inteligentes crecerá cerca del ciento por ciento".

En el mundo llevan vendidas 37 millones de computadoras Palm de mano, facturan US$ 1600 millones, de los que el 65% proviene de la venta de teléfonos inteligentes, y globalmente trabajan en la empresa sólo 1200 personas, porque más allá de la investigación y el desarrollo, el resto está todo tercerizado, incluso la producción en Asia y Brasil.

-La tendencia hacia la oficina móvil está cambiando mucho la forma de trabajar. ¿Cómo lo viven ustedes como protagonistas de este cambio?

- El mercado móvil de computación cambia permanentemente. Sin embargo, en computadoras de mano llevamos la ventaja de diez años de experiencia. No así en el caso de los teléfonos inteligentes, que es un negocio muy reciente para todos los jugadores del mercado. Somos la única empresa que tiene computadoras de mano con disco rígido, a lo que hay que sumarle Wi-Fi y una pantalla grande. Esto significa que en prestación cada día más las computadoras de mano se acercan a una notebook, con lo que ya no es necesario estar en la oficina para manejar los negocios porque podemos estar conectados las 24 horas del día, estemos donde estemos.

-Concretamente, ¿cuál es el servicio que brindan los teléfonos inteligentes?

-Se trata de una nueva categoría de teléfonos que prácticamente ofrece el mismo servicio que una PC, para lo que tiene un teclado igual al de una computadora y viene con Word, Excel y PowerPoint. Además, permite estar conectado las 24 horas, navegar por Internet, enviar y recibir e-mails, chatear a través del Messenger, juegos, etcétera. Tiene un gran poder de procesamiento que permite hacer varias tareas al mismo tiempo, y la pantalla es grande y cómoda.

-Frente a este panorama, ¿cuál es la estrategia de crecimiento de Palm?

- Sin duda, queremos ser líderes en computación móvil. ¿Qué entendemos como tal? Todo lo que sea procesamiento y conectividad y que se pueda trasladar de un lugar a otro en el bolsillo de la camisa.

-¿Cómo ve el futuro de la telefonía celular versus los teléfonos inteligentes?

-Creo que en el mediano plazo seguirá habiendo mercado para los dos equipos, porque no todos necesitarán un teléfono inteligente.

-¿Cómo les va en la región en la competencia con BlackBerry?

-En teléfonos inteligentes Palm es líder con un 34% de mercado latinoamericano. Y en el de computadoras de mano, en algunas áreas, tenemos más del 85% del mercado.

-¿Qué diferencia tienen sus teléfonos con los de BlackBerry?

-Muchas. Principalmente, Treo es un dispositivo que además de funcionar como un teléfono celular y de brindar la posibilidad de chequear los e-mails, permite incorporar múltiples aplicaciones como la edición de documentos de Office, la navegación en Internet, la traducción de y a diferentes idiomas, etcétera. Con Treo no hay que pagar ninguna licencia y el proveedor no está obligado a tener esa licencia del fabricante (RIM). Esto quiere decir que los aparatos pueden ser ofrecidos por cualquier operador móvil sin que el usuario deba exponerse al riesgo de tener inconvenientes de integración con los sistemas operativos de las empresas, generalmente Windows. Treo es sencillo y amigable. Cualquier usuario puede comenzar a usar su cuenta de e-mail POP 3/Imap en menos de dos minutos, o si la compañía usa Exchange 2003 o una versión más nueva, puede acceder a su e-mail corporativo desde el Treo 650. También es posible acceder a un e-mail de BlackBerry en la Treo 650, asumiendo que el operador tiene este acuerdo con RIM.

-¿Qué piensan hacer para contrarrestar la competencia que han tenido aquí sobre todo en el segmento corporativo?

- Creemos que el mercado argentino es muy joven. El ingreso de nuevos competidores es natural. Hay lugar para todos y estamos muy entusiasmados con el desafío. La competencia siempre es buena porque beneficia al consumidor. Vemos un gran crecimiento en el mercado. Ese crecimiento también marcará un crecimiento para Palm. Si los usuarios siguen necesitando cada vez más beneficios y adelantos tecnológicos, Palm seguirá respondiendo como lo ha hecho hasta ahora desde que se lanzó la primera Palm en 1996.

Palm en números

Facturación: la empresa factura US$ 1600 millones al año, de los que el 65% proviene de la venta de teléfonos inteligentes.

Equipos vendidos: cerca de 37 millones, de los que 32 millones son computadoras de mano y algo más de 4 millones son teléfonos inteligentes.

Crecimiento: en el último año la compañía creció un 24 por ciento.

Empleados: cuenta con 1200 empleados en todo el mundo y tiene gran parte de su producción tercerizada.

Estimación: Palm espera que este año el mercado de teléfonos inteligentes crezca en la Argentina un ciento por ciento.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.