Por ahora, el Gobierno no prevé tomar una medida frente a la devaluación del real