Por indemnizaciones, YPF tuvo que pagar $ 310 millones a sus altos mandos

Los desembolsos a Galuccio y otros ejecutivos subieron 48,5% lo destinado a remunerar a la gerencia de la empresa; este año no habrá aumentos para los directores
Pablo Fernández Blanco
(0)
29 de abril de 2017  

Aunque sus números mostraron el impacto sobre el negocio de la crisis que atraviesa el sector, la petrolera YPF debió desembolsar una cifra récord de $ 310,3 millones en remuneraciones a los altos mandos de la compañía por los honorarios del año pasado, un 48,5% más que en 2015, según corroboró LA NACION en base a los documentos que la compañía envió a la Securities and Exchange Commission (SEC), el organismo regulador bursátil de los Estados Unidos.

El número abultado se debe, principalmente, al cambio de mando en la conducción de la compañía, que la obligó a hacer una fuerte erogación en indemnizaciones para ejecutivos que habían tenido un rol preponderante en la gestión de Cristina Kirchner.

La partida más importante fue para Miguel Galuccio, el ex presidente y CEO de la empresa bajo control estatal. La asamblea de accionistas aceptó pagarle $ 72 millones por "todas sus funciones y conceptos del CEO", algo que incluye también "el acuerdo por su salida de la compañía".

Otros dos ejecutivos se llevaron un cheque menor, pero importante. Se trata del ex vicepresidente de Upstream Jesús Grande (la figura más importante en materia de exploración y producción de hidrocarburos) y Sergio Afronti, encargado de Servicios Especiales.

Si YPF no hubiera tenido que hacer frente a los despidos, el gasto total en remuneraciones hubiese subido apenas 7% en pesos, muy por debajo de la inflación.

En otros términos, si bien se trata de salarios muy altos, hubiesen sufrido una fuerte caída de su poder adquisitivo. Hay que hacer una salvedad con respecto a esa cifra. Dado que Galuccio se fue en abril del año pasado y el nuevo CEO de la empresa, Ricardo Darré, llegó más tarde (los mismo sucedió con otros casos), la petrolera ahorró pagos por la demora en cubrir ciertos cargos.

El presidente de la compañía, Miguel Gutiérrez, le dedicó una porción de su trabajo el año pasado a reorganizar el funcionamiento del management de la compañía. La intención es que de ahora en más la petrolera destine menos recursos a pagarles a los cargos más altos.

El directorio será la punta de lanza de la política de potencial austeridad que implementará YPF.

Ayer se realizó la Asamblea de Accionistas de la compañía, donde se estableció que la remuneración de los directores no variará este año

Un director de YPF recibe hoy $ 116.000 mensuales. Ese cuerpo está integrado por ejecutivos de larga trayectoria en el sector empresario, como Roberto Monti (fue presidente de YPF), ex secretarios de Energía (Daniel Montamat y Emilio Apud), hombres de confianza de la Casa Rosada, como Fabián Rodríguez Simón y representantes de las provincias, como Néstor Di Pierro (Chubut) y Juan Donnini, que estuvo bajo las órdenes de Axel Kicillof en el Ministerio de Economía y ahora maneja las cuentas de la gobernadora Alicia Kirchner en Santa Cruz.

El directorio de YPF en su conjunto recibió por su trabajo el año pasado $ 122,3 millones.

En una muestra de austeridad, la asamblea de accionistas que se hizo ayer aprobó un pago para el directorio de $ 48,3 millones para este año. Según fuentes al tanto de la contabilidad de la empresa, esa cifra es similar a la del año pasado. De manera que, pese a la inflación, sus ingresos se mantendrán.

Quienes están al frente de los comités de Auditoría, de Riesgos y de Cumplimiento Legal, Regulatorio y Normativo tienen una remuneración cercana a los $ 232.000. Diversas fuentes del mercado señalaron que es un paga entre adecuada y limitada para las responsabilidades que implican esas funciones.

Cambio de formas

La llegada de Gutiérrez generó cambios importantes en el funcionamiento del máximo órgano de YPF. En primer término, el presidente de la petrolera alineó su estructura a los principios de la OCDE que marcan las prácticas de buen gobierno corporativo. Eso podría generar un aumento en el gasto de remuneraciones por la separación entre el Directorio y la Alta Gerencia.

A diferencia de lo que ocurrió en los últimos años, hoy ningún miembro del Directorio es al mismo tiempo miembro de la alta gerencia de la compañía. Y se conformaron dos comités nuevos.

En una de las últimas informaciones a los accionistas, la empresa consideró que esas remuneraciones "son adecuadas y razonables, por cuanto toman en cuenta las responsabilidades de cada director, el tiempo dedicado a sus funciones, su competencia y reputación profesional, la cual es ampliamente reconocida en el ambiente empresario en el que actúan, y asimismo en razón de que el valor de sus servicios se ajusta al comparable en el mercado con compañías de primera línea cuya actividad principal resulta similar a la de la Sociedad".

En 2015, la remuneración de los principales gestores de la compañía escalaron 27%.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.