"Por la crisis, hacemos hincapié en la responsabilidad del líder"

(0)
27 de diciembre de 2009  

A orillas del río Connecticut, y con arboleda que en otoño pone un marco de ocres y rojos a edificios señoriales, Tuck, la escuela de negocios de la Universidad de Dartmouth, está ubicada en el corazón de Nueva Inglaterra, en el pintoresco pueblo de Hanover. Desde allí, desde Estados Unidos, llegó de visita días pasados Paul Danos, rector de la que se considera una de las instituciones pioneras –fundada en 1900– en la formación de los hoy masivos MBA.

En diálogo con La Nacion, y por la tempestad mundial, Danos, que dirige centros de investigación sobre capitales de riesgo, negocios internacionales, gobierno corporativo y liderazgo global, subrayó la necesidad de reforzar los contenidos de ética, responsabilidad y liderazgo en estos programas.

Con dos años de dedicación full time, el MBA en Tuck, que figura entre las diez mejores escuelas de negocios en los rankings de The Economist, Financial Times, Wall Street Journal y Forbes, tiene sólo 240 vacantes al año y un costo aproximado de US$ 100.000. Claro que en este tiempo de billeteras livianas la escuela comenzó a ampliar préstamos y becas para los estudiantes, que al graduarse pueden llegar a ganar –según Danos– 165.000 anuales.

–Ante esta crisis, ¿qué aprendizajes se llevan al aula del MBA?

–En Tuck estamos haciendo mucho hincapié en las clases de ética y en temas de liderazgo vinculados con la crisis para tratar de entender las responsabilidades de los líderes.

–¿Cuáles fueron esas responsabilidades?

– Quienes estaban en las gerencias más altas de las empresas eran las personas más brillantes, pero no podían saber todo y tuvieron exceso de confianza en ellos mismos. Debieron ser más cautos; cuestionarse más, a ellos y a sus expertos, sobre las consecuencias de lo que estaban haciendo y no ser tan optimistas, a pesar de que los bonos y premios que recibían los inducían a serlo. Por miedo a perder el tren no se dieron tiempo para analizar las cosas debidamente.

–¿Qué se debe profundizar en la formación de líderes?

–Después de toda esta experiencia, apuntamos a que nuestros alumnos sean muy críticos, reflexivos, que tengan una actitud escéptica. Que no compren la última teoría de moda y que si no entienden algún tema de consejeros y asesores, les pidan explicaciones hasta que lo entiendan. Y más allá de enfatizar los temas de ética y liderazgo, el aprendizaje duro y profundo, el conocimiento técnico sigue siendo muy importante.

–¿Cómo impacta un MBA en la carrera profesional?

–En Tuck tenemos 8500 ex alumnos y seguimos sus carreras. La mayoría de los graduados accede enseguida a cargos muy buenos en compañías multinacionales y cada año van asumiendo mayores responsabilidades. Después de 15 o 20 años, el 80% llega a los puestos más altos y muchos fundan sus empresas. Un MBA da una formación profunda sobre todas las herramientas clave para tomar decisiones acertadas en los negocios y ejercer el liderazgo.

–¿Y qué influencia puede tener un programa de este tipo en sus futuros salarios?

–El promedio de los salarios de los estudiantes antes de entrar en Tuck es de 65.000 dólares anuales. Pero tras los dos años de estudios intensivos, las empresas les pagan a los graduados un promedio de 165.000 dólares por año. Muchas veces los estudiantes internacionales ingresan con un nivel de sueldo más bajo, pero todos salen con el mismo promedio.

–¿Es muy costoso el MBA?

–Cuesta aproximadamente 100.000 dólares para los dos años, más los gastos para vivir, que son unos 15.000. Como hoy pocos tienen el dinero para pagar todo, nosotros les ofrecemos préstamos. También tenemos becas; hay estudiantes que cubren el ciento por ciento entre préstamos y becas. Además, en el receso de verano tenemos un programa para aquellos que quieren trabajar.

–¿Cuáles son los requisitos para ingresar?

–Se debe demostrar un buen desempeño en los estudios universitarios y aprobar un examen de ingreso. Los estudiantes internacionales también tienen que dar un examen de idioma. Y todos deben contar con un mínimo de cinco años de experiencia laboral.

–¿Cuál es el perfil de alumno?

–El 70% es de Estados Unidos y el resto proviene principalmente de Asia, América latina y Europa. Tienen una edad promedio de 28 años. Y hay una gran diversidad de profesionales que vienen de todo tipo de industrias. El programa está diseñado con una mirada generalista, para gente que no tiene mucha experiencia en negocios. Y tenemos médicos, abogados, músicos, periodistas, gente de las carreras más diversas. Tenemos sólo 240 vacantes por año y para nosotros es importante elegir bien a los aspirantes para tener diversidad de miradas.

PAUL DANOS

Rector de Tuck

Edad: 62 años.

Estado civil: casado. Tiene dos hijas.

Hobbies: leer y escribir libros infantiles y escuchar ópera.

Con más de 30 años de experiencia como docente de management, Paul Danos es reconocido mundialmente por sus conocimientos sobre el mundo financiero y corporativo y escribió varios libros. Colaboró en la fundación de escuelas de negocios en Francia, Japón, Vietnam, Kuwait, y China.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.