Por la crisis, Japón anunció otro megaplán