Por "la presión de la inflación", la economía de Santa Fe sigue en recesión