Crisis energética. Por la recesión y los menores precios, se redujo 58% la compra de energía