Por los pasillos de la OMC: precios de snacks por las nubes y sin ticket, y largas filas para entrar a Puerto Madero