Por los subsidios oficiales, la ciudad es el distrito que más consume electricidad y gas

Las subvenciones que el Gobierno instaló desde 2003 beneficiaron sobre todo a los porteños
Francisco Jueguen
(0)
8 de abril de 2014  

Energía barata para todos, pero para mayor beneficio de los sectores más acomodados. Gracias a la maraña de subsidios oficiales instalada en 2003, la ciudad de Buenos Aires -el distrito con mejor PBI per cápita en el nivel nacional y que recibe la electricidad residencial más barata- tiene hoy el consumo de gas y energía eléctrica más alto del país.

A contramano del relato, los multimillonarios subsidios distribuidos en la administración Kirchner consolidaron una desigualdad no sólo entre diferentes estratos sociales, sino también en el país. La semana pasada, los ocho ex secretarios de Energía llamaron irónicamente a esa consecuencia "Hood Robin". Sostuvieron esa teoría con números: los dos deciles superiores de la pirámide social recibieron el 35% de los subsidios, mientras que los dos inferiores, sólo el 12 por ciento.

El impacto de ese esquema aparece en el informe El consumo de energía en la ciudad de Buenos Aires, elaborado por la dirección estadística porteña en marzo. Según el documento, "los indicadores de consumo per cápita superan ampliamente los del resto de las provincias".

En cuanto a la energía eléctrica, por ejemplo, la ciudad consume el 12% de la cantidad de electricidad total, cuando su población es casi la mitad de ese número (7%) en el consolidado nacional. Exactamente, las mismas proporciones se dan para el caso del consumo de gas.

El consumo de electricidad en la ciudad es de 4,1 MW por habitante, cuando el promedio nacional es de 2,5 MW. El número en la ciudad casi duplica, por ejemplo, lo que se consume en Córdoba. Con el gas ocurre un fenómeno similar. El consumo porteño vuela hasta llegar a los 627 metros cúbicos por habitante, cuando el promedio del país es de 377 metros cúbicos.

"Los usuarios residenciales de la ciudad son los que poseen el servicio más barato de energía eléctrica del país (libre de impuestos y subsidios). Los clientes comerciales poseen tarifas moderadas respecto de las de otras grandes ciudades", afirmó el informe, y completó: "La energía eléctrica distribuida en la ciudad se dirige esencialmente a los usuarios residenciales y comerciales, siendo los primeros los que más han incrementado su consumo año tras año".

Por igual consumo de electricidad, los usuarios residenciales de la ciudad pagaron en 2013 lo mismo que en 2001, estimó el documento. Mientras tanto, los comerciales pagaron el doble y los industriales, más del triple.

"La ciudad y el área metropolitana fueron especialmente beneficiadas con la política de subsidios, sobre todo los consumos eléctricos, porque Edenor y Edesur dependen de la Nación y no pudieron subir los valores de distribución como lo hicieron otras provincias, donde el servicio es mucho más costoso", explicó el ex secretario de Energía Daniel Montamat. "Con el bolsillo de contribuyentes, muchos del interior financiaron los subsidios del área metropolitana. Este mayor subsidio en electricidad es un incentivo a aumentar el consumo", completó.

"Vale la pena aclarar que en el caso del gas natural los subsidios que se instalaron desde 2003 son idénticos en Buenos Aires que en el resto del país", afirmó el ex secretario de Energía Jorge Lapeña. Sin embargo, el PBI per cápita porteño es más elevado que los de sus pares del resto del país, lo que, en definitiva, marca la desigualdad que instaló el esquema oficial.

Los números de los porteños

  • 4,1

Megawatts?

Es el consumo de electricidad por habitante

  • Comparación nacional

El consumo de energía eléctrica por habitante en el país es de 2,5 MW en promedio. El número de la ciudad prácticamente duplica el de Córdoba

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.