Por novena vez, el Gobierno prorrogó el blanqueo de capitales y regirá hasta el fin del mandato de Cristina Kirchner