Por la volatilidad cambiaria, la industria y la construcción cortaron su mejora en marzo

Construcción
Construcción Fuente: Archivo
Francisco Jueguen
(0)
6 de mayo de 2019  • 16:44

La renovada volatilidad cambiaria que enfrentó la Argentina en marzo frenó las expectativas de recuperación que mostraban la industria y la construcción, dos sectores clave de la economía que venían reflejando una muy tenue recuperación mensual en el primer bimestre del año pese a estar, con relación a lo que sucedía en 2018, en un nivel de actividad muy bajo y con una elevada capacidad ociosa.

Tanto el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne como el Banco Central (BCRA) afirmaban que la economía había tocado fondo a fin de año, y que había comenzado un proceso de recuperación, que ahora se cortó con los datos de marzo publicados ayer. Sin embargo, algunos analistas privados y también el Gobierno afirmaron que, más allá de las caída en estos sectores, la actividad económica del primer trimestre puede ser positiva por el arrastre del campo. Si eso sucediera, el avance sería mínimo.

"Estamos saliendo de un año difícil, como fue 2018. Una economía que desde el mes de diciembre ha empezado a recuperarse y que va a continuar en esta senda de crecimiento con un fuerte impulso de las exportaciones", había dicho Dujovne en declaraciones radiales en marzo. Ayer en el Ministerio de Hacienda decían que los datos oficiales reflejaban el cierre de "un trimestre positivo pese a los números negativos de marzo, que fue afectado por la cantidad de días hábiles y por la volatilidad del tipo de cambio".

El Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) mostró que este sector tuvo una caída interanual de 12,3% todavía con una base de comparación elevada con el año pasado que muestra, a su vez, el bajo nivel que enfrenta esta actividad. Pero el dato más preocupante fue el mensual desestacionalizado, que dio cuenta de un retroceso de 3,5% tras dos meses consecutivos de recuperación.

En el tercer mes del año bajó además la superficie autorizada para los permisos de edificación, un indicador de la parte privada de las obras, cayó 8,7% mensual y 19,5% interanual luego de que en febrero ambas variaciones fueran positivas. Todos los insumos -también los de las obras públicas- mostraron fuertes bajas en la medida anual.

El mismo reflejo mostró el Índice de producción industrial manufacturero (IPI) del Indec. La industria retrocedió 13,4% en la medida interanual de marzo y cayó 4,3% mensual desestacionalizado luego de dos meses de avances. "Los 16 sectores que mide el IPI mostraron una caída en el mes de marzo. Para el acumulado del primer trimestre sólo los productos de tabaco muestra una suba, pero su incidencia en el total del índice es prácticamente nula", señalaron Nadín Argañaraz y Bruno Panighel, del Iaraf.

Ambos escribieron que los sectores que fabrican vehículos de transporte, los de maquinaria y equipo (que incluye maquinaria agrícola y aparatos de uso doméstico), y sectores que producen otros equipos y aparatos (componentes electrónicos, TV y aparatos de informática) "son los que muestran la peor evolución en lo que va del año".

Hay sectores, como el de producción de motocicletas, que están produciendo un 77% menos que en marzo 2018, estimaron. "El sector mas grande, que es Alimentos y Bebidas, fue la división que menos se contrajo en el primer trimestre cayendo 3,6%. La baja de la industria manufacturera en este 2019 viene siendo realmente muy significativa", indicaron en el Iaraf.

"Los privados lo veníamos diciendo. Básicamente se cortó la estabilización, volvió la volatilidad, lo que afectó las expectativas y generó incertidumbre", afirmó a LA NACION Gabriel Caamaño Gómez, economista de la consultora Ledesma.

"La tasa y el tipo de cambio nominal reflejaron eso", agregó. "No es que la tasa abortó la incipiente recuperación. La tasa refleja lo mismo que la actividad", explicó el economista sobre los datos que publicó el organismo estadístico.

Caamaño, sin embargo, fue relativamente optimista. "Aún con la fuertes caídas mensuales de marzo, tanto industria como construcción, siguen arriba de diciembre 2018 y cierran un primer trimestre promediando variaciones positivas versus el último del año pasado", explicó.

Por otro lado, recordó que, en el caso del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), juega el sector agropecuario, que en todo el trimestre y en especial en marzo "tuvo un mejor desempeño que el resto". En ese caso, agregó que "lo más probable es que muestre una variación positiva al comparar el promedio del primer trimestre contra el cuarto trimestre".

"Ambas actividades retrocedieron respecto a las mejoras que venían mostrando durante el primer bimestre del año", escribió la economista de LCG Julia Segoviano en un informe de la consultora privada. "Esto se debe a la inestabilidad cambiaria que resurgió en marzo y que continuó en abril. Por lo tanto, no esperamos que en los próximos meses se observe un crecimiento importante, sobre todo después de la suba de tasas que retomó el Banco Central a fines de abril", dijo.

"En marzo y en abril se terminó el veranito financiero", afirmó a este medio Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina, que rememoró que la tasa de la Leliq había llegado al 44% en el segundo mes del año para luego del nuevo salto cambiario traspasar de nuevo el 70%.

"Todo esto complicó el aparato productivo después de la estabilización del primer bimestre. Estos son los famosos brotes verdes que hubo de diciembre a febrero y que decíamos se podían marchitar con el arranque del año", agregó.

"Más allá de esto, los indicadores que más estoy mirando a esta altura son los de salario real y empleo, y ninguno de los dos pegó la vuelta en marzo. Son los números más importantes a seguir en un año electoral", dijo el experto, que vaticinó un abril mejor por el impacto de la cosecha gruesa, sobre todo en el rubro industrial de los alimentos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.