Prat-Gay pide apurar la negociación de la deuda

Elogió la posición que tiene hoy el FMI
(0)
2 de mayo de 2003  

NUEVA YORK.- El presidente del Banco Central, Alfonso Prat-Gay, afirmó ayer que la Argentina debería comenzar "de verdad" las negociaciones para reestructurar la deuda, y que esa función sería otra de las tareas "urgentes" del próximo gobierno.

"Francamente, desearía que lo hubiéramos hecho hace seis o nueve meses, porque seguramente habríamos conseguido mejores acuerdos", dijo Prat-Gay, en la sede del Consejo de las Américas, ante economistas y representantes de entidades financieras.

"El momento de reestructurar la deuda es cuando estás de rodillas, no cuando la economía está recuperándose. Pero esa oportunidad se ha perdido, por desgracia", dijo.

Además, elogió la actitud del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la relación con el país en los últimos tiempos. "Las negociaciones con el Fondo deben ser abordadas lo antes posible. Las negociaciones finales dependerán de lo que el nuevo ministro de economía, el que sea, decida hacer sobre ello. Pero creo que estamos en el camino correcto y estoy gratamente sorprendido por la actitud y la mente abierta del FMI, algo que me preocupaba a comienzos de año", agregó.

Las palabras de Prat-Gay muestran un giro respecto del concepto que hace unos meses tenía del organismo multilateral. "El mundo necesita cuanto antes de un nuevo FMI", había escrito el funcionario en septiembre pasado, en un artículo publicado en LA NACION, tres meses antes de ser designado como presidente del Banco Central. Las declaraciones de Prat-Gay sobre la reestructuración provocaron cierto malestar en el Palacio de Hacienda, que comenzó esa tarea el año pasado. "No hay que sobreactuar con el Fondo. Hay una administración que está hasta el 25 de mayo", se quejó una fuente ayer.

Temas pendientes

Prat-Gay dedicó gran parte de su exposición a analizar los temas que tendrá el próximo gobierno.

"Cómo cerrar los libros del sistema bancario en el 2002, tomando en consideración las compensaciones pendientes en el Congreso, es otra prioridad. Veremos cuánto capital político el nuevo presidente está dispuesto a gastar en ese asunto. Espero que se encuentre la mejor manera de hacerlo, porque el Gobierno y los banqueros no han hecho un buen trabajo en explicar a los congresistas lo que se pretende hacer", agregó.

Y estimó que su tiempo de mandato "es suficiente" para dos cosas fundamentales, una de ellas "convertir al BCRA en un banco central, con todo lo que ello implica". El otro punto, "quizás no tan importante pero mucho más urgente, es arreglar el sistema financiero", algo en lo que se ha avanzado pero en lo que "queda mucho trabajo por hacer. Uno de los principales problemas es que la información que tenemos de los bancos no es tan buena como la que se necesita".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.