Precios y consumo en baja

(0)
30 de diciembre de 2001  

Los precios de los productos de la canasta familiar integrada por alimentos, bebidas y artículos de limpieza cayeron en 2001 un 4%, con respecto a 2000, según un estudio de la consultora ACNielsen.

Ante esta disminución en los precios, el consumo no tuvo una suba significativa, ya que sólo fue de un 0,6 por ciento en volumen.

Como consecuencia de estas variables se vio afectada la facturación de 2001 en un 3,4%, según estimaciones del último año móvil, teniendo en cuenta todo 2001 hasta noviembre, con respecto a todo 2000 hasta el mismo mes inclusive.

Los más afectados son los supermercados, con un -2,4% y los autoservicios con un -3,3%, no así la del resto de los canales de comercialización como los minimercados, almacenes, quioscos y minimercados, donde hubo un leve repunte del 1,1%, según datos de octubre y noviembre de 2001, con respecto al mismo bimestre de 2000.

Este traslado del consumo hacia otros canales de consumo tiene que ver con la disminución del poder adquisitivo de los consumidores que se vuelcan a compras más pequeñas que las que generalmente se realizan en los supermercados, influidos también por la proximidad de los comercios pequeños.

Específicamente en el rubro alimentos se encuentran los básicos, que incluyen desde aceites, arroz, caldos, galletitas, leches, y pastas, hasta los no básicos, como cereales, conservas de carne y pescado, galletitas dulces, mayonesas, entre otros. La disminución se registró, tanto en el consumo, con una caída del 0,3%, como en los precios que disminuyeron un 2,1 por ciento. Como consecuencia de esto, en la facturación se registró un retroceso del 2,4 por ciento.

Con respecto a las bebidas que integran la canasta familiar, el consumo subió un 1,5% durante 2001, mientras los precios cayeron un 6,2% y la facturación retrocedió un 4,8 por ciento.

Este rubro de la canasta se subdivide en bebidas: no alcohólicas -como gaseosas, agua mineral, y las distintas variedades de jugos- alcohólicas e infusiones. La primera categoría fue la única que registró una suba en el consumo de un 3,5%, contra disminuciones del 1,9% y del 3,2% en las otras dos.

En cuanto a los precios, la caída más significativa se dio en las bebidas no alcohólicas, lo que explicaría el repunte de su consumo en volumen durante el año, con respecto a 2000.

Los artículos de limpieza registraron en el mismo periódo una baja en sus precios del 2,4% y como consecuencia una suba en el consumo de estos productos tales como ceras para pisos, desodorantes ambientales, detergentes, entre otros, además de registrarse una leve suba del 0,1 en la facturación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.