Preocupa el bajo número de perforaciones

Los empresarios celebran su día entre temores por la suba de impuestos y los reclamos por mejores condiciones para explorar
(0)
13 de diciembre de 2001  

El año último, en la Argentina se perforaron 53 pozos de exploración de petróleo. En 2001, según estimaciones del sector, la cantidad será similar. Un estudio elaborado por el especialista Daniel Montamat, señala que un país como la Argentina debería tener, como mínimo, 120 perforaciones de ese tipo por temporada. Esto implica abrir 10 nuevos pozos por mes, en lugar de los 3 o 4 que se realizan actualmente.

En este contexto, la industria celebrará hoy su día. Con reclamos por una nueva ley de hidrocarburos que llevan casi una década, con temores a subas impositivas, y con costos que, estiman los empresarios, son un 21% mayores que en el resto del mundo para la apertura de nuevas cuencas.

"Habría que crear condiciones favorables. Por ejemplo, que las empresas estén exentas del IVA durante la etapa de la exploración. Por ejemplo, con las condiciones que en su momento tuvo el sector de la minería. Tomemos el caso de la industria eléctrica, que tuvo algún repunte en los últimos tiempos a pesar de la situación macroeconómica", dijo Mario Grandinetti, vocero de Pecom Energía.

Shell centra su reclamo en que se pueda explotar un yacimiento en forma permanente, sin tiempos límite posteriores a su descubrimiento. Juan José Aranguren, vicepresidente de Comercialización de la compañía y titular de la Cámara de la Industria del Petróleo, sostiene este argumento.

"Las inversiones para generar reservas están atadas a la capacidad de producir -dice Aranguren-. Si en lugar de tener contratos de 15, 20 o 25 años, una empresa tuviera la concesión de por vida, las cosas serían muy distintas. En muchos países se está tendiendo hacia esa realidad. De lo contrario, la exploración puede transformarse en algo no tan racional."

La producción creció

Distinto es el caso de la producción del petróleo: al ritmo del alza de los precios internacionales, aumentó un 1,4% este año en comparación con la temporada pasada, según cifras del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG). Este año se produjeron, efectivamente, 124.200 metros cúbicos diarios. "Este crecimiento de producción es muy interesante. Hay que considerar que la producción de 1999 se ubicó por debajo de la de 1998, y la producción de 2000, por debajo de la de 1999. De manera que es muy positiva esta mejora", señaló Oscar Secco, presidente del IAPG, a la agencia de noticias Télam.

"Cuando suben los precios, se pueden absorber mejor los costos fijos de producción", agregó Aranguren.

Un desempeño similar tuvo la producción de gas, que repuntó un 1,8%, al alcanzar los 125.500 millones de metros cúbicos por día.

Montamat, ex secretario de Energía de la Nación, considera que la asignatura pendiente de esta industria es la exploración. "Se ha invertido bastante en reponer, pero hay que reconocer que falta inversión exploratoria. No hay en la Argentina, o hay muy pocos, pozos de exploración", sostuvo.

Un estudio elaborado por el ex funcionario de José Luis Machinea revela que durante el año último se perforaron 1051 pozos: 998 fueron de desarrollo, y 53, exploratorios. "Se necesitarían, por lo menos, unos 120 nuevos por año. Eso sería lo razonable", expresó.

La industria de la energía sigue con atención los pasos del Gobierno para solucionar los problemas fiscales. Y está totalmente en contra de cualquier intento por aumentar impuestos en el gasoil, como se deslizó en los últimos días desde la administración de Fernando de la Rúa.

Aranguren fue tajante: "Es muy preocupante que en una época de alta recesión se crea que con subas de impuestos se podrá recaudar más. La experiencia indica todo lo contrario", dijo.

Y, más allá de que por el momento se trata sólo de versiones, en el sector están preparados para reunirse con el ministro de Infraestructura, Carlos Bastos, para plantearle el problema.

Una situación delicada

Tanto preocupa el contexto que muchos han preferido dejar para otra ocasión sus reclamos por la confección de una nueva ley de hidrocarburos que solidifique la desregulación iniciada en la última década.

"La ley de hidrocarburos no es importante ahora. Se necesita una ley, es cierto, pero ahora lo que más preocupa es la situación general del país", sintetizó Secco.

"Estamos en una situación delicada -agregó-y confío en que se encuentre una solución que no sea mediante una devaluación ni un default. Yo tampoco quiero la dolarización, pero el orden sería éste: ni default, ni devaluación, ni dolarización. Todo el sector petrolero está dispuesto a poner el hombro, como lo puso siempre."

El Día del Petróleo se celebra en la Argentina en recordación del aniversario del descubrimiento del crudo, hace 94 años.

Entonces, la división de Minas del Ministerio de Agricultura de la Nación inició una exploración para buscar agua, y lo que encontró tuvo un color mucho más oscuro, a 180 metros de profundidad. Era petróleo.

Caída en la venta de combustibles

A diferencia de los buenos resultados del upstream (producción, en la jerga del área), los sectores de downstream (refinado y comercialización) presentan resultados negativos, ya que las ventas de los combustibles registran bajas muy pronunciadas, gracias a la recesión de la economía.

El titular de la Cámara de la Industria del Petróleo (CIP), Juan José Aranguren, cifró en el 8,9% la caída de las ventas de naftas y en 4,1% la del gasoil para octubre, tendencia que se viene agudizando "levemente".

Por su parte, las distribuidoras de gas, agrupadas en Adigas, señalan que a pesar de que las comparaciones internacionales muestran que los precios de gas de la Argentina son los más bajos del mundo, la escala tarifaria del gas natural fue afectada por el continuo agregado de tasas y otros impuestos provinciales y municipales. "Esas distorsiones -señalaron fuentes de la asociación- desvirtúan la naturaleza del servicio prestado, transformando la factura de gas en un medio de percepción tributaria."

La industria del gas espera que "se encaren adecuadamente estos inconvenientes para mantener los precios competitivos del gas", concluyó la fuente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.